Presidencial
SNTE1200_notas15120218.jpg
SNTE, campo de batalla de PRI y Morena en elección 2018
Lun 12 Febrero 2018 17:51

Ante las próximas elecciones, se observa al gremio magisterial dividido y en la incertidumbre. Eso no le resta su capacidad de movilización y su fuerza como “el fiel” de la balanza en materia electoral; por ello los ofrecimientos del PRI y de Morena. Para complicar el panorama de su posición, se revela el litigio legal que parece haber perdido Juan Díaz de la Torre, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Por ello lo dicho y visto en el inicio del VII Congreso Extraordinario del SNTE en Puerto Vallarta, Jalisco cobra relevancia. De acuerdo con medios como Milenio, Díaz de la Torre fue recibido con gritos de “unidad, unidad, unidad” y “todos somos Juan”.

En su mensaje, destacó que se busca evitar, de nueva cuenta, “la tentación de que los dirigentes piensen en asaltar el poder o de creer que el privilegio de representar a los maestros nos lleve a pensar que el SNTE es nuestro patrimonio personal o de familia; eso no volverá a pasar”. La alusión viajó a Polanco.

De mientras, la presencia de Díaz de la Torre en Puerto Vallarta despejó dudas y fue una demostración de poder ante el recurso que un juez otorgó  a tres quejosos. 



Entrevistado por La Jornada, Carlos de Buen, asesor legal de los profesores, aclaró que si bien la suspensión otorgada por un juez federal a tres maestros de Baja California no evita que Díaz ejerza el cargo de secretario general, la medida cautelar sí impide que tome decisiones como presidente del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública del SNTE.

El recurso también indica: 

- Que el Consejo Nacional Extraordinario del SNTE que se desarrolló en 2013 y que llevó a Díaz al frente del sindicato fue ilegal, porque ocupó dos cargos: presidente y vicepresidente.

- La suspensión no tiene efectos restitutorios, pero en caso de concederse el amparo sí tendrá ese alcance.

- La suspensión no le regresa el cargo de presidenta a Elba Esther Gordillo, pero Díaz no puede ejercer la presidencia mientras esté vigente la suspensión.


Para la elección de julio debe entenderse lo ocurrido en este sexenio al gremio magisterial: en los últimos 5 años enfrentó una transformación administrativa y en su relación con el Gobierno Federal que no se le consultó. Hay sectores del magisterio oficial, pero más del disidente, “dolido” y “resentido” porque no se le tomó en cuenta; pero hay otro que se congratula por haber cortado buena parte de la cabeza de Elba Esther Gordillo.

Es con esta coyuntura que pueden ir a un lado u otro: una parte se iría con la institucionalidad de José Antonio Meade, pero otra apostará a la oferta de López Obrador de “cancelar” la reforma educativa. 


Analistas y expertos advierten que la respuesta básicamente sería emocional: los maestros irán con quienes perciban que les garantiza el respeto a sus derechos, una restitución de su relación con el gobierno y un futuro seguro en su posición como nexo entre autoridades y sociedad. Por que el maestro aún es escuchado en la comunidad, puede impactar en la decisión del voto.

Meade dice que maestros tendrán alza en sueldo y prestaciones