Fernando Dworak

Fernando Dworak

Jueves, 26 Mayo 2016 13:01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ranking de competitividad electoral: los 12 estados

 

 

 

 

 

 

Fernando Dworak, 27 de mayo de 2016

 

 

 

 

 

 

Aunque es imposible predecir el futuro, se pueden establecer algunos criterios que permitan elaborar prospectivas más allá de cuando digan las encuestas. Se ofrece durante las siguientes entregas un ranking de competitividad electoral. Se basará en las siguientes variables: la distancia del primer al segundo lugar en las elecciones anteriores a gobernador, el número efectivo de partidos en el congreso local según el índice de Laakso y Taagepera, si se tiene un gobierno unificado o dividido y el porcentaje de candidatos del PRI, PAN, PRD y Morena que han ganado al menos una elección.

A cada variable se le asigna un valor numérico del 1 al 4, ponderándose en la calificación final. Entre mayor sea el valor, se considera más competitivo el estado.

Este modelo sólo muestra el estado de los partidos existentes antes de 2015, es decir, no considera la presencia de Morena. Por lo tanto no puede medir cuál será el impacto de este partido en cada uno de los estados. Sin embargo muestra la fuerza de cada instituto político existente de cara a las elecciones.

Tlaxcala

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 7.61 (Valor: 3)

Número efectivo de partidos: 5.75 (Valor: 4)

Porcentaje de asientos del PRI: 28.12%, gobierno dividido, primera minoría (Valor: 2)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 4 de 4 (Valor: 4)

Ranking: 3.25

Oaxaca

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 8.21 (Valor: 2)

Número efectivo de partidos: 3.7077 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 40.47%, gobierno dividido con primera minoría opositora (Valor: 3)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 3 (Valor: 4)

Ranking: 3 de 4

Veracruz

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 2.55% (Valor: 4)

Número Efectivo de Partidos: 3.019 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 52%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 3 (Valor: 4)

Ranking: 3 de 4

Aguascalientes

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 5.19 (Valor: 3)

Número efectivo de partidos: 3.52 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 44.44, gobierno dividido, primera minoría (Valor: 2)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 2.75 de 4

Sinaloa

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 5.4 (Valor: 3)

Número efectivo de partidos: 2.6 (Valor: 2)

Porcentaje de asientos del PRI: 55%, gobierno dividido con mayoría opositora (Valor: 4)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 2 de 4 (Valor: 2)

Ranking: 2.75 de 4

Zacatecas

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 19.97% (Valor: 1)

Número efectivo de partidos: 4.01 (Valor: 4)

Porcentaje de asientos del PRI: 43.33%, gobierno dividido, mayoría simple (Valor: 2)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 3 (Valor: 4)

Ranking: 2.75 de 4

Durango

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 1.9 (Valor: 4)

Número efectivo de partidos: 2.84 (Valor: 2)

Porcentaje de asientos del PRI: 56.67, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 2 de 3 (Valor: 3.33)

Ranking: 2.58 de 4

Puebla

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 9.9 (Valor: 2)

Número efectivo de partidos: 5.99 (Valor: 4)

Porcentaje de asientos del PAN: 29.54%, gobierno dividido, primera minoría (Valor: 2)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 2 de 4 (Valor: 2)

Ranking: 2.5 de 4

Chihuahua

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 16.41 (Valor: 1)

Número efectivo de partidos. 3.10 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 51.51%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 2 de 4

Hidalgo

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 5.12 (Valor: 3)

Número Efectivo de partidos: 1.45 (Valor: 1)

Porcentaje de asientos del PRI: 56.66, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 2 de 4

Quintana Roo

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 26.32 (Valor: 1)

Número efectivo de partidos. 2.32 (Valor: 2)

Porcentaje de asientos del PRI: 64%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 2 de 3 (Valor: 3.33)

Ranking: 1.83 de 4

Tamaulipas

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 30.81 (Valor: 1)

Número efectivo de partidos: 2.73 (Valor: 2)

Porcentaje de asientos del PRI: 52.77%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 1.75 de 4

 

 

 

Jueves, 19 Mayo 2016 09:45

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Competitividad electoral: Aguascalientes, Puebla y Tamaulipas

 

 

 

 

 

 

Fernando Dworak, 20 de mayo de 2016

 

 

 

 

 

 

Aunque es imposible predecir el futuro, se pueden establecer algunos criterios que permitan elaborar prospectivas más allá de cuando digan las encuestas. Se ofrece durante las siguientes entregas un ranking de competitividad electoral. Se basará en las siguientes variables: la distancia del primer al segundo lugar en las elecciones anteriores a gobernador, el número efectivo de partidos en el congreso local según el índice de Laakso y Taagepera, si se tiene un gobierno unificado o dividido y el porcentaje de candidatos del PRI, PAN, PRD y Morena que han ganado al menos una elección.

A cada variable se le asigna un valor numérico del 1 al 4, ponderándose en la calificación final. Entre mayor sea el valor, se considera más competitivo el estado.

Este modelo sólo muestra el estado de los partidos existentes antes de 2015, es decir, no considera la presencia de Morena. Por lo tanto no puede medir cuál será el impacto de este partido en cada uno de los estados. Sin embargo muestra la fuerza de cada instituto político existente de cara a las elecciones.

Aguascalientes

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 5.19 (Valor: 3)

Número efectivo de partidos: 3.52 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 44.44, gobierno dividido, primera minoría (Valor: 2)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 2.75 de 4

Puebla

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 9.9 (Valor: 2)

Número efectivo de partidos: 5.99 (Valor: 4)

Porcentaje de asientos del PAN: 29.54%, gobierno dividido, primera minoría (Valor: 2)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 2 de 4 (Valor: 2)

Ranking: 2.5 de 4

Tamaulipas

Diferencia entre el primer y segundo lugar en 2010: 30.81 (Valor: 1)

Número efectivo de partidos: 2.73 (Valor: 2)

Porcentaje de asientos del PRI: 52.77%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 1.75 de 4

 

 

 

Jueves, 12 Mayo 2016 11:21

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Competitividad electoral: Chihuahua, Quintana Roo y Oaxaca

 

 

 

 

 

 

Fernando Dworak, 13 de mayo de 2016

 

 

 

 

 

 

Aunque es imposible predecir el futuro, se pueden establecer algunos criterios que permitan elaborar prospectivas más allá de cuando digan las encuestas. Se ofrece durante las siguientes entregas un ranking de competitividad electoral. Se basará en las siguientes variables: la distancia del primer al segundo lugar en las elecciones anteriores a gobernador, el número efectivo de partidos en el congreso local según el índice de Laakso y Taagepera, si se tiene un gobierno unificado o dividido y el porcentaje de candidatos del PRI, PAN, PRD y Morena que han ganado al menos una elección.

A cada variable se le asigna un valor numérico del 1 al 4, ponderándose en la calificación final. Entre mayor sea el valor, se considera más competitivo el estado.

Este modelo sólo muestra el estado de los partidos existentes antes de 2015, es decir, no considera la presencia de Morena. Por lo tanto no puede medir cuál será el impacto de este partido en cada uno de los estados. Sin embargo muestra la fuerza de cada instituto político existente de cara a las elecciones.

Oaxaca

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 8.21 (Valor: 2)

Número efectivo de partidos: 3.7077 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 40.47%, gobierno dividido con primera minoría opositora (Valor: 3)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 3 (Valor: 4)

Ranking: 3 de 4

Chihuahua

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 16.41 (Valor: 1)

Número efectivo de partidos. 3.10 (Valor: 3)

Porcentaje de asientos del PRI: 51.51%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 3 de 4 (Valor: 3)

Ranking: 2 de 4

Quintana Roo:

Distancia entre el primero y segundo lugar en 2010: 26.32 (Valor: 1)

Número efectivo de partidos. 2.32 (Valor: 2)

Porcentaje de asientos del PRI: 64%, gobierno unificado (Valor: 1)

Candidatos que han ganado elecciones de mayoría: 2 de 3 (Valor: 3.33)

Ranking: 1.83 de 4

 

 

 

Jueves, 07 Abril 2016 09:27

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juicio Político y el petate del muerto

 

 

 

 

 

 

Fernando Dworak, 8 de abril de 2016

 

 

 

 

 

 

En México amenazar con un juicio político es igual a asustar con el petate del muerto, pues nunca ha prosperado uno. Lo peor que pasaría es que habrá circo mediático y algo de desgaste en la imagen del acusado.

En otros países el juicio político es la bomba atómica: un recurso extremo que acaba con la carrera del indiciado y afecta la credibilidad del sistema. El procedimiento es lento, para evitar pasiones. Nixon prefirió renunciar antes de ser procesado. Dilma Rousseff y su partido enfrentan un horizonte sombrío, la libren o no.

¿Cómo le hicimos para banalizar este procedimiento? Mientras el juicio político es una herramienta del legislativo contra los titulares de los poderes ejecutivo y judicial, en México el Congreso puede enjuiciar a aproximadamente 3,000 personas, diluyendo la amenaza.

Si en otros países los legisladores deciden iniciarlo por lo que consideren, aquí cualquier persona puede acusar. El resultado: se acumulan cientos de peticiones banales.

Finalmente, en caso de iniciarse juicio político a un funcionario estatal desde el Congreso de la Unión y de casualidad progresara, la legislatura local ratificaría si procede o no, teniendo un doble veto que premia la impunidad.

¿Espántame panteón? Mejor pongamos los puntos sobre las íes.