Martes, 10 Enero 2017 18:47

Crece pugna CCE-Coparmex por protagonismo empresarial

0
0
0
s2sdefault
Cúpulas empresariales hacen patentes sus diferencias de visión Cúpulas empresariales hacen patentes sus diferencias de visión FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

De manera un tanto inesperada para esta coyuntura, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) asume un protagonismo como la cúpula empresarial que propone una visión distinta. En tanto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) quedó como un aliado del gobierno ante la firma del Acuerdo para la Economía Familiar. Tras bambalinas, un conflicto no declarado entre ambos organismos.

En medio, los indicios claros de que un secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, no realizó el trabajo político fino para que el primer gran acto del presidente Enrique Peña Nieto fuera una muestra de unidad ante las difìciles condiciones económicas que se avecinan.

El antecedente más reciente de las diferencias entre ambas instancias empresariales, ocurrió apenas hace 4 semanas. El motivo: el incremento del salario mínimo que llegó a los 80.04 pesos.

En el marco de las negociaciones, medios consignaron que la Coparmex se mostró en desacuerdo, pues desde un principio pugnaban por un salario mínimo mucho más ambicioso: 89.35 pesos. Advirtieron que seguirían en diálogo con el Gobierno para lograr este objetivo, que a decir de su presidente, Gustavo de Hoyos, “es posible y necesario”.

Pero no todos los asociados del CCE se alinearon a este pedido más "progresista". El debate entre los 7 socios y los 5 invitados permanentes derivó en una solicitud mucho más conservadora. Prevaleció el temor por el posible impacto que podría tener una aumento demasiado alto en el salario mínimo.

Más aún, la actitud de la Coparmex es congruente con lo que ha mostrado durante más de 7 décadas de historia. Estudiosos de las organizaciones empresariales señalan que siempre ha intentado responder al cuestionamiento de que pueda haber organizaciones independientes en un país donde el gobierno concentra una gran cuota de poder.

Algunos expresidentes de Coparmex coinciden en que el organismo pudo haber perdido protagonismo cuando nació el CCE en 1975. Más aún, cuando los gobiernos “neoliberales” de los últimos 25 años asumieron como parte de sus políticas la defensa de la empresa y el libre mercado; atrás quedaban gran parte de sus enemigos: el estatismo y el socialismo de Estado.

Por ello se advierte que la Coparmex volvió a los orígenes: un organismo armonizador de las relaciones entre obreros y empresarios. En tanto, a pesar de que Juan Pablo Castañón surgió de ese organismo, hoy adopta ser aliado del gobierno, sin duda para mantener la representatividad del CCE como máximo organismo empresarial.

Y en la actual coyuntura, donde la sociedad tiene claros reclamos hacia las autoridades, el bajo crecimiento económico y factores externos que incrementan la incertidumbre, que un organismo empresarial asuma una postura independiente trae dividendos económicos. Lo que también abre un crédito importante ante los futuros actores de la contienda electoral 2018.

También te puede interesar:Combate a la corrupción y pago de la deuda, prioridades del CCE
 

  DESCARGA NUESTRA APP

Visto 738 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario