Viernes, 17 Marzo 2017 19:01

Desgastes y cálculo político en 2018 obligará cambios en Segob y otras carteras

0
0
0
s2sdefault
Dependencia expuesta a todo tipo de golpeteo político. Dependencia expuesta a todo tipo de golpeteo político. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

El Gabinete Federal tendrá cambios después del 4 de junio y para iniciar el 2018. Lo dicen diversas voces en los pasillos y en las columnas periodísticas. Gran parte de la baraja para que el PRI (léase el presidente) elija a su candidato a la elección del próximo año se encuentra en secretarías de Estado. Pero no hay que descontar a algún gobernador saliente este año.

Las voces coinciden en que desde la Cancillería, Luis Videgaray retomó un segundo aire tras las críticas por la visita del candidato estadounidense Donald Trump. El manejo con la relación bilateral no ha tenido tropiezos. Pero el calendario planteado por Wilbur Ross, secretario de Comercio, juega en contra de las pretensiones de Videgaray.

Quien tiene mayores desgastes es Miguel Ángel Osorio Chong. La Secretaría de Gobernación ha sido debilitada por temas de seguridad, crimen organizado y situaciones de gobernabilidad. Hay quien habla que el exgobernador de Hidalgo no ha tenido la oportunidad de reinventarse (como sí ocurrió con Videgaray) y el tiempo lo tiene por demás limitado.

Porque una de las vías es que Osorio Chong cambie de cargo y posición política. ¿Opciones?, muy pocas dadas su perfil y el peso de su nombre. Pero el experimento no dejaría de ser interesante en los próximos 9 meses.

Es a partir de esos cálculos que desde afuera del Gobierno Federal se habla de varios enroques. De Aurelio Nuño en Segob o de José Antonio González Fernández en Hacienda.

Y en medio de todo ello Eruviel Ávila, gobernador saliente del Estado de México, cuyo futuro político está sustentado no solo en ganar o perder en la elección del 4 de junio, sino con qué margen de votos. Incluso se podría decir que si “los astros” no se alinean a su favor, bien podría ser el secretario de Gobernación en el cierre del sexenio.

Desgastados, denostados, con ambición o con sentido de sobrevivencia. Así llegarán varios de los integrantes del Gabinete para un año por demás complicado.

También te puede interesar:Narro cobra fuerza en carrera presidencial; posible “as bajo la manga” de EPN
 

  DESCARGA NUESTRA APP

Visto 1597 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario