Sábado, 15 Octubre 2016 03:56

Las mujeres definimos el futuro del país

0
0
0
s2sdefault
Mujeres en el gobierno Mujeres en el gobierno Isaac Esquivel / Cuaroscuro

En México hay 121 millones de personas; de ellas, 51.2 por ciento somos mujeres. Y somos quienes definiremos el futuro del país con su voto en la sucesión presidencial de 2018, derecho al que tuvimos acceso por primera vez hace 63 años.

El 17 de octubre de 1953 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que reconoce nuestro derecho a votar y a ser votadas para puestos de elección popular.

A más de seis décadas hay avances indiscutibles, pero los retos son igual de formidables. De los 500 integrantes de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados, 213 son mujeres; es decir, 42.6 por ciento. De ellas, 117 llegaron por el voto directo de los ciudadanos y 96 por el principio de representación proporcional.

Sin embargo, la igualdad de género no se refleja en el Gobierno Federal. De las 30 posiciones del gabinete legal y ampliado, sólo seis son mujeres. Se trata de las titulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Claudia Ruiz Massieu; de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga; así como de la PGR, Arely Gómez.

También se encuentran las titulares de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga; de Inmujeres, Lorena Cruz Sánchez, y del DIF, Laura Vargas Carrillo. Actualmente, solo hay una gobernadora: Claudia Pavlovich de Sonora.

La situación no es mucho mejor en el mundo, donde las mujeres representan apenas el 27 por ciento de los parlamentos. Por eso, y con el objeto de llegar a la meta de un “Planeta 50-50” para que las mujeres ocupen la mitad de los cargos legislativos, en noviembre de 2015, el Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) aprobó la Norma Marco para Consolidar la Democracia Paritaria.

Ese documento serviría como guía para que los países miembros promuevan reformas legislativas en materia de paridad y logren una representación equilibrada entre mujeres y hombres en la toma de decisiones, no sólo en los Congresos.

La Norma Marco indica que la paridad es una medida democratizadora en los poderes públicos pero también establece que debería implementarse en el sector privado, en la academia y en la sociedad civil.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para las Mujeres (ONU-Mujeres), el gran reto para México es conseguir que más mujeres se involucren en la política y en la iniciativa privada pero no sólo en ocupaciones menores, sino que accedan a los cargos de mayor importancia: gubernaturas, presidencias municipales y la dirección general de empresas.

En el país, menos del 5 por ciento de las presidencias de las empresas más importantes del país son ocupadas por mujeres, al igual que el 7 por ciento de las alcaldías.

A este ritmo, y de acuerdo con las estimaciones globales del organismo internacional, a México le tomaría casi 30 años conseguir que la participación en la política sea igualitaria para varones y mujeres.

El reto es formidable, pero nuestra fortaleza lo es más. Como sea, seremos nosotras quienes definamos el futuro del país.

Visto 609 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario