Miércoles, 23 Noviembre 2016 03:15

México frente a Trump; jugar la carta China

0
0
0
s2sdefault
Trump presidirá la decadencia del vecino del norte, que dejará vacíos en todas partes Trump presidirá la decadencia del vecino del norte, que dejará vacíos en todas partes Presidencia

Sólo se respeta a quien se hace respetar. Y México debe hacerse respetar jugando sus valiosas cartas geo-estratégicas frente al nuevo populismo norteamericano. Trump, como la izquierda mexicana, abjura de la globalización y del libre comercio. Su obsesión proteccionista conllevará el aislamiento de Estados Unidos en un mundo de competencia y de interacción vital, tanto económica como política y cultural. Así, Trump presidirá la decadencia del vecino del norte, que dejará vacíos en todas partes; en Norteamérica, en América Latina, en Asia y en Europa.

Otro texto de Gabriel Quadri: Trump, repensar la democracia

Si es congruente, tendremos que ver a la izquierda mexicana (como quiera que ésta se defina) apoyar en Trump no sólo en la cancelación del TPP, sino también en el desmantelamiento del TLCAN, y con ello, de las redes logísticas y de la posición competitiva global de América del Norte frente a otras potencias y regiones. En su momento la izquierda repudió al TLCAN. No sabemos si lo sigue haciendo, y en silencio se regocija; el caso es que calla sospechosamente. Tal vez es por simple pudor, o también por estupor ideológico, ahora que su Mesías nos anuncia el Reino de la Justicia y la Fraternidad aquí en la tierra.

Otro texto de Gabriel Quadri: La Capitalidad, el recorte y los subsidios

Trump no sólo intenta imponer nuevamente el catastrófico proteccionismo del periodo entre guerras del siglo XX, también asume en su agenda el propósito explícito de descarrillar los esfuerzos globales de lucha contra el calentamiento global insuflando nueva vida al carbón como energético primario, y promoviendo la explotación de gas y petróleo de esquistos o lutitas (shale oil y shale gas). Todo ello, en el contexto de un resucitado nativismo racista, que por cierto es copiado en la CDMX por el proyecto Constitucional que desde la izquierda, intenta implantar en nuestra urbe un supremacismo étnico indígena (la semilla envenenada de un pintoresco pero peligroso proto-fascismo vernáculo).

Otro texto de Gabriel Quadri: Constitución CDMX, entre cinismo, ingenuidad e ideología

México, en este escenario, debe hacer valer sus 3 mil kilómetros de frontera con Estados Unidos, sus 13 mil kilómetros de costas, su acceso y posición estratégica entre los dos grandes océanos, su población de 120 millones de habitantes, su lugar número 13 entre las economías globales, y su ascendencia (o lo que quede de ella) en el concierto latinoamericano. Y esto se monetiza en la caja de China, superpotencia emergente ansiosa de presencia e influencia global. México debe buscar un TPP o su equivalente sin Estados Unidos pero con China. Debe también buscar un acuerdo estratégico de inversión, comercio y cooperación con el gigante asiático. Y acompañar a China en el proceso de llenado de los vacíos que en el mundo dejarán el previsible declive norteamericano y la estupidez nativista y reaccionaria encarnada por Trump. Sólo así, Trump nos respetará, moderará sus bravata y tal vez piense dos veces antes de derrumbar el TLCAN.

Visto 1747 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario