Lunes, 05 Diciembre 2016 03:09

¿Regular o no a las Fuerzas Armadas? Un falso debate

0
0
0
s2sdefault
Las Fuerzas Armadas están desgastadas Las Fuerzas Armadas están desgastadas Cuartoscuro

México lleva años atrapado en un debate equivocado. Uno que pasa por definir si debemos o no regular el papel de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, cuando en el fondo la discusión debería ser otra: cómo formar cuerpos civiles de seguridad que sean efectivos para que no tengamos que colocar al Ejército y la Marina en tareas que no están en su vocación.

El tema es central pues hoy parece que va ganando la idea de la regulación como una forma de normalizar su papel en el combate al crimen y esa ruta es muy peligrosa. En primer lugar para las instituciones que han tenido un desgaste evidente al hacer esas tareas. Soldados y Marinos no son policías, no están entrenados para eso, no está en su formación ni tienen por qué llenar los vacíos que los gobernantes dejan en su incompetencia.

En segundo lugar, esa "normalización" es peligrosa pues quita presión sobre los gobiernos - federal y estatales - que han sido incapaces de formar policías confiables. Y ese debería ser nuestra principal preocupación.

Otro texto de Mario Campos: Frente a Trump: mucho patrioterismo, nula estrategia

El debate no debería ser cómo aseguramos la labor de los soldados en el combate al crimen, sino cómo construimos un plan para regresarlos a sus cuarteles. Uno que incluya revisar todo lo que se ha hecho con el Sistema Nacional de Seguridad Pública; que pase por revisar cuánto hemos gastado y en qué cuando hablamos de las policías de todo el país; que aprenda de los errores y de las historias de éxito de cuerpos de seguridad civiles; y que nos permita retomar el debate de fondo sobre la estrategia nacional de combate a la inseguridad.

Porque de no hacerlo nos quedaremos atrapados en esta dinámica en donde tiramos el dinero a la basura con policías incapaces y corruptas, al tiempo que exponemos a los soldados y marinos a nuevos ataques del crimen y a nuevos escándalos derivados de los abusos y errores de algunos de sus miembros. NI país ni las Fuerzas Armadas se merecen eso.

Otro texto de Mario Campos: ¿Quién protege a Duarte y Padrés?

Hay que escuchar a los expertos -como Ernesto López Portillo del Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde)- que desde hace tiempo han advertido sobre la necesidad de replantear el debate sobre estos temas. Dejemos de poner más presión sobre las Fuerzas Armadas y coloquemos la lupa donde se debe: el papel del gobierno federal y los gobiernos estatales y municipales en el combate al crimen. Solo así, recuperando el foco, podremos empezar a plantearnos seriamente qué vamos a hacer como país para recuperar la paz y la seguridad.

Visto 3690 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario