Miércoles, 07 Diciembre 2016 03:39

Mancera, el fiel de la balanza al 2018

0
0
0
s2sdefault
El camino es fortalecer una oferta política alternativa a los candidatos de partidos tradicionales. El camino es fortalecer una oferta política alternativa a los candidatos de partidos tradicionales. Ivan Stephens / Cuartoscuro

El populismo está al alza. Brexit, Trump, Duterte en Filipinas, Le Pen en Francia, la derrota de Renzi en Italia. Los electores se indignan y rechazan a las clases políticas tradicionales. López Obrador encuentra una gran oportunidad, con su primitivo y ponzoñoso pero eficaz discurso antisistema. Aunque tiene como obstáculo los puntos porcentuales que pueda robarle Miguel Mancera entre las izquierdas.

Astutamente, López Obrador ha podido significarse como una opción rupturista y alternativa, a pesar de que es un producto sublimado del sistema. Pero los puntos que logre Mancera pueden ser definitivos, en un proceso electoral sin segunda vuelta y con una considerable pluralidad. Habrá una gama amplia de candidatos presidenciales: quien abandere al PRI, quien abandere al PAN, el propio Mancera, algún independiente, otro candidato de un partido pequeño, y López Obrador.

Otro texto de Gabriel Quadri: México frente a Trump; jugar la carta China

El hecho es que será una elección muy competida y fragmentada, y que el ganador lo será con menos de la tercera parte de los votos (un gran déficit de legitimidad). La victoria de López Obrador sería una tragedia para el país, que muchos perciben, y por tanto, también, están dispuestos a evitar.

El camino es fortalecer una oferta política alternativa a los candidatos de partidos tradicionales. En ella, con razón o no, se ve a Miguel Mancera. Cada día es más obvio que Mancera se constituye en pieza clave para impedir que el populismo más retardatario y rencoroso se haga con el poder ejecutivo. Van a negociar con Mancera; le van a ofrecer posiciones a cambio de que persista en su candidatura, sabiendo que no puede alzarse con el triunfo.

Otro texto de Gabriel Quadri: Trump, repensar la democracia

Por el otro lado, López lo sabe, asumirá la importancia vital de anular a Mancera. También lo colmará de ofrecimientos, como fiel de la balanza. Le pedirá declinar a cambio de abrir nuevos espacios al PRD, del cual él será ujier y salvador. Mancera será factótum en 2018, sus bonos están por tanto a la alza. Unos lo cortejan y promueven, otros tratará de bajarlo del proceso. La Constitución CDMX es un factor para el 2018.

Visto 540 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario