Sábado, 14 Enero 2017 07:16

Aquí nos tocó

0
0
0
s2sdefault
¿Qué pasa cuando un hombre que deliberadamente ha dado la imagen de ser peligroso llega a gobernar al país más poderoso del mundo? ¿Qué pasa cuando un hombre que deliberadamente ha dado la imagen de ser peligroso llega a gobernar al país más poderoso del mundo? Gage Skidmore

Todavía no se va y ya la extrañamos, me refiero por supuesto a la familia Obama, aquella que por ocho años, con sus altas y bajas, como todo en la vida, cautivó a propios y extraños. Aquella que acaba de despertar en la Casa Blanca por última vez en un sábado, para darle entrada a otra que todavía no conocemos del todo bien y ya nos tiene de cabeza.

Qué difícil época nos tocó vivir, a veces me preguntó, si en lugar de preocuparnos, tendríamos más bien que entender que el mundo es otro y que o nos aferramos a él, o nos quedaremos en el pasado, recordando cuando un dólar equivalía a tres pesitos, o cuando el Presidente de los Estados Unidos veía a México como un vecino aliado, y no uno enemigo.

Otro texto de Danielle Dithurbide: El regreso de los nazis al poder en Europa

En ocasiones también me pregunto qué pasaría si en lugar de parecer zombies con un aparato en la mano, nos sentáramos todas las mañana a leer un periódico, que ahora nos parece tan obsoleto. ¿Será que el futuro ahora sí nos alcanzó y no estábamos preparados? En fin qué mas da, dirían los clásicos que aquí nos tocó vivir. Y entonces desde aquí será desde donde veremos un espectáculo de cuatro años- o más- que empieza formalmente el próximo viernes, y lo haremos como zombies y con ese aparato en la mano.

Dediqué una gran parte de los últimos días a ver y estudiar las más recientes “inauguraciones presidenciales” de los Estados Unidos, desde la segunda administración de Franklin D. Roosevelt, ésta siempre se celebra el 20 de enero, antes era el 4 de marzo, pero desde entonces a pesar de no ser un día oficialmente feriado, lo que hay es una fiesta, pero éste no será así, no lo será porque más de la mitad de los estadounidenses no quieren que ese día llegue. En las imágenes de las ceremonias anteriores llama la atención el júbilo de cientos de miles de personas celebrando el país en el que viven, sintiéndose orgullosos de las barras y las estrellas que los representan, siendo fieles y leales a los principios de libertad que han llenado de gloria a su país. Negros de la mano de blancos, de orientales, de latinos, todos siendo uno, uno que quien llegará a dirigirlos quiere destruir. Ahora cientos de miles están convocados pero a manifestarse, ¿será que este 20 de enero lo que llamará más la atención será una pelea, una marcha, o un hombre con la indumentaria del Ku Kux Klan celebrando a un líder a quien respeta y por quien se siente apoyado?

Otro texto de Danielle Dithurbide: Las noticias falsas y el odio verdadero de Trump

¿Qué pasa cuando un hombre que deliberadamente ha dado la imagen de ser peligroso llega a gobernar al país más poderoso del mundo? Lo leeremos por todas partes, pero por más columnas que se escriban, opiniones que se expresen y análisis que se hagan, la realidad es que nadie lo sabe. Tendremos que esperar y seguir adelante aquí por más catastrófico que el panorama parezca. Tendremos que seguir adelante aquí, leyendo como zombies lo que ese hombre nos quiere decir, y viendo cómo reacciona el mundo ante él. No importa qué haríamos nosotros si fuéramos él o alguien más, tampoco si la gallina sigue o no poniendo huevos de oro. Lo que importa es que entendamos que el mundo empieza a ser otro y aquí, en él nos toco vivir.

Visto 318 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario