Sábado, 21 Enero 2017 03:24

¿Quién jaló el gatillo?

0
0
0
s2sdefault
¿Era víctima de bullying? Al parecer, está descartado. Sus compañeros lo describen como una persona “normal” ¿Era víctima de bullying? Al parecer, está descartado. Sus compañeros lo describen como una persona “normal” Cuartoscuro

Del primero al último disparo, transcurren 35 eternos segundos. Un adolescente se encuentra sentado, recargado en la pared. Inesperadamente, se levanta, se acerca a un compañero y le dispara. El tirador camina hacia el centro del salón, gira hacia su izquierda, y lesiona a dos más.

Luego, queda de pie, en medio del aula, mientras otros estudiantes se tiran al piso y se colocan bajo las mesas. El agresor intenta dos disparos fallidos contra su cabeza. Acto seguido, se dirige a una mochila tirada en el suelo. Todo hace indicar que extrae balas para recargar el arma.

Un niño aprovecha para salir. Dos niñas se levantan de sus asientos y también corren presurosas hacia afuera. En ese momento, el muchacho se pega un disparo y se desploma.

Otro texto de Hannia Novell: El extraño retorno de Luis Videgaray

No es la escena de una escuela de Estados Unidos donde, por desgracia, este tipo de eventos son frecuentes. Es la historia del Colegio Americano del Noreste en Monterrey, Nuevo León. Un hecho que conmocionó a todo el país.

Esto me recordó un video titulado “Evan” , publicado el pasado 2 de diciembre en YouTube por la organización Sandy Hook Promise. En él se narra la historia de una pareja de jóvenes que se hacen amigos en una secundaria a través de mensajes que graban en una mesa.

Sin embargo, nunca se percatan que detrás de ellos siempre hay un chico que es víctima de bullying, que lee libros y revisa páginas de Internet sobre armas, que muestra enojo hacia quienes se le acercan y que, con sus dedos forma una pistola con la que lanza disparos, de forma ficticia, a su maestro. El final no se lo cuento pero seguro lo supone.

Ese relato de ficción es casi un documental porque nos muestra que, como familias y como sociedad, no vemos esos signos que nos alertan sobre lo que sufren nuestros hijos.

Otro texto de Hannia Novell: El manotazo del general secretario

De la tragedia en Monterrey surgen varias preguntas:

¿De dónde obtuvo el arma? El vocero de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci, informó que pertenecía a su padre, quien es aficionado a la cacería, gusto que transmitió a su hijo. De ahí la destreza con la que accionó el revólver en el salón de clases.

¿Había manifestaciones previas de enojo o ira? Hasta ahora no se ha hecho público, pero sí se sabe que estaba bajo tratamiento médico por depresión.

¿Era víctima de bullying? Al parecer, está descartado. Sus compañeros lo describen como una persona “normal” que no tenía problemas con nadie del salón, lo que incluye a la maestra de 24 años.

¿Qué buscaba con el ataque? Probablemente llamar la atención. Un día antes de la agresión, avisó a algunos de sus compañeros que llevaría el arma; sin embargo, nadie le creyó.

Incluso se difundió un supuesto mensaje publicado en el grupo de Facebook “Legión Holk” en el que un usuario, del mismo nombre del atacante del colegio, advertía una noche antes sus intenciones de “hacer una masacre” en su escuela. “No pido likes, solamente que dejen su ward, porque mañana haré una masacre en mi colegio”.

Otro texto de Hannia Novell: Las decisiones de Francisco

¿Por qué la agresividad? Porque en Monterrey, como en muchas otras partes del país, la violencia es un hecho cotidiano. Porque nuestros niños y adolescentes están sometidos a ella en los medios de comunicación, en los viodeojuegos, en las películas y series, en la calle, con los delincuentes, con los narcotraficantes y con la violencia intrafamiliar.

Si juntamos todos esos elementos, lo ocurrido en el colegio de Monterrey es la historia de “Evan”. Ahí estaban claramente las señales, pero nadie las quiso ver.

Por eso, como padres, antes de revisar qué llevan nuestros hijos en sus mochilas, debemos preguntarnos qué llevan en su mente y su corazón. En esa reflexión podemos encontrar la respuesta a quién jaló el gatillo.

Visto 306 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario