Sábado, 11 Marzo 2017 07:18

La cava que podría acabar con Trump

0
0
0
s2sdefault
En palabras claras y simples: un conflicto de interés En palabras claras y simples: un conflicto de interés nbcnews.com

El Cork Wine Bar es un acogedor lugar en la calle 14 de la capital estadounidense, a solo unas cuadras del centro, del que probablemente escucharemos mucho y pronto.

Los dueños de este lugar, de afiliación demócrata y participación política activa acaban de demandar al hotel Trump de esa ciudad y nada más y nada menos que al hombre que vive en la casa más famosa de ella, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Y aunque por su posición éste no puede ser demandando, su nombre puede ser mencionado en cualquier juicio de manera individual o en nombre de sus negocios.

¿Qué hay según los demandantes? Competencia desleal del Trump International Hotel frente a su negocio.

Otro texto de Danielle Dithurbide: El rival más débil

Pero las cosas no se quedan ahí, porque la demanda interpuesta ante el Tribunal Superior del Distrito de Columbia, no habla de comensales como usted o como yo dejando de ir a probar sus vinos, alega que el hotel Trump compite por la clientela de Gobiernos extranjeros y grupos de presión que buscan hacer negocios con el presidente e influir en sus decisiones. En palabras claras y simples: un conflicto de interés.

Donald Trump cedió los derechos de los negocios a sus hijos, sí. Pero las dimensiones de esta demanda, cuya estrategia se planeó por semanas, no son claras y podrían ir desde un pequeño sustito, hasta conseguir las bases y argumentos para un proceso de destitución. Lejano sí, pero posible.

Hasta ahora los abogados de Trump han hecho menos al pequeño bar, argumentando que solo se trata de una estrategia de publicidad. No vaya a ser que se les salga de las manos y el Corke Wine Bar se convierta en un sitio histórico.

Visto 342 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario