Viernes, 17 Marzo 2017 03:14

La izquierda amorosa del Senado

0
0
0
s2sdefault
El PRD es congruente al exigir que sólo los leales elijan al coordinador, pero no tiene poder para imponerse El PRD es congruente al exigir que sólo los leales elijan al coordinador, pero no tiene poder para imponerse Cuartoscuro

No existe la buena voluntad en política sin intereses comunes. La bancada del PRD en el Senado es hoy una mezcla de perredistas, legisladores autoproclamados “independientes” y militantes del PT y Morena que no se van a donde realmente les corresponde. ¿Amor del bueno o rentismo?

Aunque se asegure que no es un asunto económico, impera la opacidad. La ASF no sabe cómo se ejercieron 1200 millones de pesos asignados a las bancadas en 2015. El número de comisiones crece con cada legislatura, pues las presidencias se reparten proporcionalmente entre los partidos, correspondiendo a sus mesas directivas staff, oficinas, prestaciones y se dice que sobresueldo. Asumir cohesión sin interés económico es cuestión de fe.

Otro texto de Fernando Dworak: La segunda vuelta y la ilusión de la legitimidad

El PRD es congruente al exigir que sólo los leales elijan al coordinador, pero no tiene poder para imponerse. Y si se van los desleales no alcanzarían el mínimo de cinco senadores para ser bancada. El impasse podría atorar las negociaciones en la Junta de Coordinación Política sin poderse hacer algo ante un problema partidista.

¿Quién gana? Las manos a donde podrían ir recursos no acreditables. ¿Quién pierde? La izquierda con tanta incongruencia y de paso los demás partidos, pues también se benefician de estas reglas.

Visto 948 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario