Lunes, 20 Marzo 2017 06:16

AMLO, ¿enemigo de las Fuerzas Armadas?

0
0
0
s2sdefault
Los recientes cuestionamientos a la Marina y al Ejército son casos aislados Los recientes cuestionamientos a la Marina y al Ejército son casos aislados Cuartoscuro

La lucha por el 2018 ya está en marcha y en las últimas semanas López Obrador ha probado un poco de lo que le espera en los meses por venir. En parte por sus propios errores, en parte porque sus adversarios intentarán sacar provecho de cada uno de sus tropiezos o acciones polémicas.

Prueba de ello es lo que ha pasado recientemente con el tema de las Fuerzas Armadas que ha sido tema en dos momentos: primero, por las críticas de AMLO a la Marina en los hechos de Tepic en los que se usó un helicóptero en un enfrentamiento que dejó 15 muertos; segundo, por sus referencias al caso de Ayotzinapa, luego de que dijera - después de ser cuestionado en dos ocasiones en su reciente gira en Estados Unidos - que los padres de los jóvenes desaparecidos deberían pedir cuentas al Presidente Peña y al Ejército mexicano.

Ambos casos le valieron una respuesta desde el gobierno y su partido, y también de algunos sectores del PAN que lo pintaron como un crítico de las Fuerzas Armadas. Y la gran pregunta es qué tanto daño le harán estos señalamientos. Estos temas requieren tiempo para adquirir su justa dimensión pero al menos de corto plazo parece que no será un problema mayor.

Otro texto de Mario Campos: AHORA, el nuevo aspirante para el 2018

En primer lugar, porque AMLO no tiene una historia de crítica a los excesos de algunos miembros de las Fuerzas Armadas. Incluso en la comunidad de defensores de derechos humanos es célebre su indiferencia ante estos temas. López Obrador nunca ha sido un duro crítico de los abusos en el uso de la fuerza; no se le conoce una posición clara en el debate de la Ley de Seguridad Interior y en general es notable y criticable su evasión en muchos de los casos de alto impacto.

Para ser claros, los recientes cuestionamientos a la Marina y al Ejército son casos aislados y parecería poco probable que las Fuerzas Armadas lo vean como un crítico, mucho menos como una amenaza en caso de ganar la Presidencia dentro de 15 meses.

Claro que esa es solo una parte de la historia pues la otra es qué tanto estas posturas serán usadas para golpearlo. Y ahí es evidente que tanto el PRI como el PAN han hecho de la defensa de los militares una bandera, bajo la premisa de que las fuerzas armadas tienen altos niveles de aprobación muy por encima de los partidos y los políticos.

Otro texto de Mario Campos: Saldos de las marchas

¿Les funcionará esta estrategia? No. Porque si bien el Ejército y la Marina tienen una buena imagen, ésta ha ido bajando al paso de los años. El enfrentamiento directo con el crimen ha generado costos muy altos incluso para los soldados y marinos, ya sea por algunos excesos o por falta de resultados. Y todo indica que la gente quisiera ver una salida al creciente problema de la violencia que no pase por mantener la estrategia seguida hasta ahora, que tiene a las Fuerzas Armadas en el centro de la escena.

En todo caso, es claro que la apuesta por colocar a AMLO como una enemigo de las Fuerzas Armadas encontrará eco en muchos medios. Solo que a estas alturas ya nadie debería cometer el error de suponer que la agenda de los medios es la misma agenda de la ciudadanía.

Visto 533 veces

Información adicional

  • Deja un comentario:

    Deja un comentario