Fernando Dworak
Senado
La productividad legislativa y otros mitos
Jue 20 Abril 2017 23:02

El Congreso se mueve por negociación: es imposible calificar su desempeño por el número de iniciativas aprobadas. Un legislador suele presentar propuestas para posicionar temas. El principal legislador es el ejecutivo: se espera que el legislativo tenga la capacidad para revisar y modificar lo que se le presenta.

Nuestra idea de productividad legislativa se reduce a la aprobación o no de máximo cinco temas por periodo legislativo, según lo que posicionan los medios, partidos y grupos de presión. No importa que se aprueben muchos otros temas: el juicio irá sobre esa agenda reducida.

A días de terminar el periodo de sesiones y entrar de lleno en la dinámica rumbo a 2018 hay temas que no avanzan como la seguridad interior, el mando mixto, la mariguana medicinal y el Sistema Nacional Anticorrupción. ¿Qué se puede esperar? Siendo realistas, poco: los partidos están más interesados en ganar votos que en lograr acuerdos.

¿Es la LXIII Legislatura improductiva? No más que otras en la segunda mitad de un sexenio. Los acuerdos alcanzados en la anterior fueron resultado de una dinámica que difícilmente se repetirá en unos años. 

¿Quieren que salgan más cosas? La única manera es involucrarse y presionar. Así funcionan las democracias.