13 actos que estuvieron en la cárcel: desde sexo público hasta conducir ebrios

Los actores de Hollywood habrían deseado ser completos anónimos para que sus actos quedasen en su círculo más cercano.

13 actos que estuvieron en la cárcel: desde sexo público hasta conducir ebrios
Foto: Sensacine / especial

Estamos acostumbrados a verlos en todo tipo de situaciones en pantalla grande, pero, ¿quién iba a decir que su vida real también da para una película?

Siempre se dice que la fama tiene un lado bueno y uno malo. Mientras el bueno salta a la vista, el malo solo sale a la luz en el peor de los casos. En muchas ocasiones, los actores de Hollywood habrían deseado ser completos anónimos para que sus actos quedasen en su círculo más cercano. Es el caso de estos intérpretes, que terminaron en la cárcel por diferentes razones pero su 'mugshot', su foto de arresto, dio la vuelta al mundo.

Algunos terminaron en prisión por hechos heroicos. Ahí está Jane Fonda y su lucha incansable por los derechos sociales desde los años 60. La actriz utiliza su popularidad para dar voz a diversas causas, lo que le ha llevado a estar entre rejas en más de una ocasión. Pero no todos tienen historias simpáticas como la suya. Edward Furlong o Lindsay Lohan son el mejor ejemplo de cómo crecer en un ambiente tóxico y alcanzar el éxito demasiado pronto pueden jugarte una mala pasada.

Muchos de ellos han aprendido la lección y se encuentran totalmente recuperados de sus malas épocas. Para otros fue una cuestión puntal y algunos hasta lo cuentan como una anécdota divertida. Aquí tienes 16 actores que estuvieron en prisión.

Al Pacino: Ocurrió en 1961 en Rhode Island. Al Pacino se encontraba pasando el rato con unos amigos cuando fueron parados por la policía. Al parecer, estaban llamando un poco la atención por llevar máscaras y pasearse con un arma. Los agentes fueron determinantes. Los encerraron durante tres días.

Christian Slater está plenamente recuperado y rehabilitado, pero pasó por una mala época en los 90. Consumía drogas habitualmente, lo que le llevó a pasar por prisión en más de una ocasión. Comenzó en 1989 al ser arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol. En 1994 fue sentenciado a 3 días de servicio comunitario por intentar embarcar en un avión con un arma. En 1997 pasó 59 días en prisión tras haber golpeado a su pareja, a un amigo y a un policía. 

Edward Furlong, el actor de Terminator 2: el juicio final. El actor ha batallado con su adicción al alcohol y las drogas desde una edad muy temprana, lo que le ha llevado a tener problemas personales graves. Tiene varios cargos por violencia doméstica a diferentes mujeres. En 2013 las visitas a su hijo, de 6 años por entonces, pasaron a ser supervisadas después de que el pequeño diese positivo en cocaína. 

Gary Dourdan saltó a la fama por ser Warrick Brown en CSI: Las Vegas. En 2008, coincidiendo con el final de la serie fue arrestado por cocaína y éxtasis. Se rumoreó que las drogas tuvieron algo que ver con su salida de la famosa ficción, pero no fue así, puesto que la negociación terminó antes de sus problemas legales. En 2011 fue arrestado en dos ocasiones.

Jane Fonda lleva décadas luchando por los derechos... de quien haga falta. Ya sea la guerra de Vietman, en contra del cambio climático o a favor de la igualdad entre hombres y mujeres. Fonda está acostumbrada a salir a la calle para dar voz a movimientos sociales y, de hecho, ha sido arrestada en cinco ocasiones. La última con 82 años.

Keanu Reeves teniendo problemas con la ley, pero así sucedió hace casi tres décadas. El actor de Matrix fue arrestado en 1993 por conducir bajo los efectos del alcohol en Los Angeles.

Macaulay Culkin, el eterno niño de Solo en casa y multitud de películas más de nuestra infancia, ha pasado por malas rachas. Eso no sorprende a nadie. Tenía una muy mala relación con sus padres y la fama no le ayudó a llevarlo bien. De ahí que tontease con las drogas, lo que le llevaron a ser arrestado. En 2004 acabó en la cárcel brevemente por posesión de marihuana.

Nick Nolte comenzaron en 1965, tras vender cartas de alistamiento falsificadas. Su registro criminal fue empeorando debido a sus adicciones. En el 2002 fue arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol, tras lo cual fue sentenciado a pasar por rehabilitación. 

Robert Downey Jr. no esconde su pasado problemático. Declara orgulloso que lleva limpio desde hace dos décadas. En todo este tiempo ha encontrado refugio en su familia, la meditación, terapia, el yoga y el kung fu. Sin embargo, durante los 90 fue arrestado por posesión de heroína y cocaína, por llevar un arma mientras conducía por Sunset Boulevard, por allanamiento de morada (al parecer iba tan colocado que confundió su casa con la de su vecina)...

Pasó casi un año en la prisión estatal y centro de tratamiento de abuso de sustancias de California, pero eso no funcionó y siguió consumiendo drogas habitualmente durante varios años más.

Un actor que suele ser sinónimo de polémica es Shia LaBeouf. En febrero de 2021 anunció que se retiraba de la vida pública para recibir la ayuda que necesitaba. El actor reconoció sus problemas de alcoholismo y control de la ira, lo que llevó a ser acusado de abuso físico, sexual y emocional por su expareja FKA Twigs.

Haley Joel Osment, o como todo le conocemos, el niño de El sexto sentido, fue arrestado en 2006 tras sufrir un accidente de coche -el cual le dejó una costilla rota y un hombro fracturado-. Cometió el delito de conducir bajo los efectos del alcohol y posesión de marihuana. Sucedió cuando no había cumplido aún 21 años, la edad legal para beber en Estados Unidos, lo que empeoraba el asunto.

El caso de Hugh Grant fue de lo más sonado. No solo había sido arrestado el galán romántico del momento, sino que el delito cometido era de lo más suculento para los medios. En 1995, Grant fue arrestado en Los Angeles por recibir sexo oral de una trabajadora sexual. Fue multado y tuvo que completar un programa de prevención del VIH.

Con información de Sensacine