2 de cada 10 elementos de la Guardia Nacional cuenta con Certificado Único Policial

Es el proceso mediante el cual los integrantes de las instituciones policiales se someten a las evaluaciones periódicas establecidas por el centro de control de confianza correspondiente para comprobar el cumplimiento de los perfiles de personalidad, éticos, socioeconómicos y médicos, en los procedimientos de ingreso, promoción y permanencia. 

2 de cada 10 elementos de la Guardia Nacional cuenta con Certificado Único Policial

Una investigación de la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez (IBD) señala que solamente el 20.9% de los elementos de la Guardia Nacional cuenta con el Certificado Único Policial.

El documento titulado “La certificación policial de los integrantes de la Guardia Nacional”, elaborado por Juan Manuel Rodríguez Carrillo y Miguel Ángel Barrón González, explica que dicho trámite es el proceso mediante el cual los integrantes de las instituciones policiales se someten a las evaluaciones periódicas establecidas por el centro de control de confianza correspondiente para comprobar el cumplimiento de los perfiles de personalidad, éticos, socioeconómicos y médicos, en los procedimientos de ingreso, promoción y permanencia. 

Informe detalla que el artículo cuarto transitorio de la Ley de la Guardia Nacional publicada el 27 de mayo de 2019, estableció que en un plazo máximo de dos años a partir de la entrada en vigor de esta ley, “los centros de evaluación y control de confianza deberán practicar las evaluaciones a quienes hayan sido asignados para la conformación del cuerpo policial, a efecto de contar con el certificado a que se refiere el artículo 21 de la Constitución”. 

Según la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la certificación tiene por objeto reconocer habilidades, destrezas, actitudes, conocimientos generales y específicos para desempeñar sus funciones; identificar los factores de riesgo que repercutan en las funciones policiales y verificar el uso de sustancias y la conducta de los elementos, además de que estipula que las corporaciones policiales solo pueden contratar al personal que cuente con la certificación policial.