Claudia Sheinbaum ha mostrado músculo rumbo a las próximas elecciones presidenciales de 2024. De entre los tres perfiles de Morena que contienden por la candidatura, ella ha tenido el mayor untaje en encuestas, lo que la ha posicionado en el primer lugar del Power Ranking Presidencial de Polls MX durante los últimos meses.

Fue a principios de enero de 2023 que el canciller Marcelo Ebrard le arrebató el primer lugar a Sheinbaum, sin embargo, al final de mes, la jefa de gobierno volvió a la cabeza para permanecer así hasta el momento. 

En este sentido, Sheinbaum fue cuestionada por las razones a las que les atribuía su liderazgo en las mediciones: “Yo atribuyo las encuestas a varios temas”, señaló. Aquí te presentamos qué fue lo que dijo.

1. Representa la continuidad de la 4T

En primer lugar, la jefa de gobierno le atribuyó sus números altos en las encuestas a la representación de la 4T que “encabeza”. Señaló que la gente sabe que ella es símbolo de continuidad e insinuó que representa mejor el movimiento que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador:

“La gente quiere que continúe la transformación, el presidente de la República está muy bien aprobado en todas las entidades, tiene en todas más del 60% de aprobación y en algunas el 85 el 90. La gran mayoría de las personas quiere que continúe este proceso de transformación y a nosotros nos ubican como parte de esa continuidad de la transformación, por supuesto con sello propio, pero nos ubican como parte de este movimiento”, dijo.

Y no es una gran mentira, pues el presidente sí le ha mostrado su apoyo y la ha respaldado en los ataques de la oposición como en lo sucedido en la caída de la Línea 12 del Metro. Incluso, ha dicho que entre ella y Marcelo Ebrad, Adán Augusto y Ricardo Monreal, podría estar el próximo presidente.

En septiembre de 2021 en un acto que duró segundos, el presidente levantó la mano de la jefa de Gobierno y la foto de dicho momento bastó para que se entendiera que la quería como sucesora.

2. Su trabajo en la CDMX

La “corcholata” de Morena asegura que ha hecho un buen trabajo en la CDMX y la gente lo ha notado, además de que cree que su activismo desde la universidad ha sido determinante para ser reconocida por la gente como una persona que busca el bien de la capital.

“Lo segundo es el trabajo que hemos hecho en la Ciudad; si hubiéramos hecho un buen trabajo en la CDMX, difícilmente podría ser reconocido nuestro trabajo. Y el perfil que tenemos es que durante muchos años me dediqué a la academia y en mi caso siempre hice política para transformar a nuestro país”.

No hay suficientes pruebas para decir que la jefatura de gobierno es determinante para llegar a la presidencia, sin embargo, sí abre la puerta para que los políticos que han dirigido la CDMX puedan aspirar a sentarse en la silla máxima.

Todos los jefes de gobierno, a excepción de los sustitutos, Rosario Robles y Alejandro Encinas, demostraron en algún momento sus aspiraciones presidenciales: Cuauhtémoc Cárdenas, AMLO, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera. De los cuatro, dos de ellos se han lanzado como candidatos oficiales y solo uno ha llegado a ser presidente: López Obrador.

3. Es mujer 

Sheinbaum también cree que ser mujer es un factor a su favor, pues ha señalado que es bien visto por la ciudadanía en la actualidad:

“Y el tercer tema es que soy mujer. Hoy ser mujer se ve por la ciudadanía como algo bueno, somos muchas más mujeres que estamos en el espacio público, que estamos en el servicio público y hay un reconocimiento de hombres y mujeres del trabajo de las mujeres”.

Según una encuesta de Enkoll para El País del año pasado (para la que se entrevistó a mil 211 personas adultas del 16 al 19 de agosto de 2022, con margen de error de +/-2.83%),el 82% de los mexicanos votaría por una mujer. 

Mientras que otra medición de la misma agencia de marzo (para la que se entrevistó a 804 personas adultas del 3 al 5 de marzo de 2023, con margen de error de +/-3.46%), determinó que el 61% de la población, consideró que, en nuestro país, las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres para ser presidentas.

De concretar sus aspiraciones, Sheinbaum ascendería al poder como la primera presidenta de México en la historia, en un contexto en que las mujeres se adentran cada vez más en la política. En el Poder Legislativo, las mujeres ya representan 50.8% del total de senadores y 48.2% de los diputados, además de que en el Judicial, una mujer preside la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la ministra Norma Piña.