5 datos para entender el mercado del vapeo en México

Existe una realidad, en los últimos 7 días, el 10% de la población consumió algún tipo de producto electrónico de suministro de nicotina y tabaco.

5 datos para entender el mercado del vapeo en México
Este mercado representa 5 mil millones de pesos.
Político MX

El mercado de cigarros electrónicos, vapeadores y otros nuevos productos de consumo de tabaco y nicotina se encuentra hoy por hoy sin ningún control sanitario, a pesar de su prohibición desde hace unos años; no se ha frenado el consumo y esto ha provocado el surgimiento de un mercado negro de productos sin ningún tipo de controles de contenido, calidad y sin evitar que estos caigan en manos de menores.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de Telegram

Aquí te dejamos 5 datos para entender qué ha pasado con la prohibición con el estudio “Entendiendo el consumo de productos alternativos de suministro de nicotina”, elaborado por NielsenIQ, que describen este mercado.

1.  La sociedad sigue consumiendo productos de tabaco. 1 de cada 3 consume

El 33% de la población consumió algún tipo de producto de tabaco (cigarros, pipas, tabaco para liar).

De acuerdo con el estudio de NielsenIQ, el 33% de la población mayor de 19 años ha consumido algún producto que se relacione con el tabaco en los últimos 7 días.

Los métodos tradicionales continúan siendo los que logran una mayor penetración. Es decir, el 28% de la población mayor de edad, consume cigarros manufacturados con o sin filtro, o cigarrillos liados a mano.

2. Los consumidores están migrando al cigarro electrónico y los vapeadores

10% de la población consumió algún tipo de producto electrónico de suministro de nicotina y tabaco en los últimos 7 días.

El estudio de Nielsen IQ arrojó que el 10% de la población consumidora se decanta por un método electrónico, tal es el caso de los e-cigarettes o vapeadores; e incluso por calentadores de tabaco.

De acuerdo con reportes de la Royal College of Physicians, se ha demostrado que el vapeo es 95 % menos dañino que el cigarro y que incluso es recetado en hospitales, como una alternativa de menor impacto a la salud que continuar usando cigarros tradicionales.

El informe sobre el control de tabaco de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que “las principales reducciones se han observado en países de ingreso mediano y alto que han implementado políticas integrales de control de tabaco”.

3. Existe una amplia oferta de gran valor

Según el estudio existe un mercado de alrededor de 5 mil millones de pesos mexicanos, tomando en cuenta el dato de Cofepris sobre el número de consumidores y al considerar un precio promedio por dispositivo electrónico, que ronda los mil pesos, resulta que existe un mercado de alrededor de 5 mil millones de pesos mexicanos, de acuerdo con NielsenIQ.

Y en cuanto a los consumibles como pods, cartuchos, ejuices, unidades de tabaco entre otras, se calcula el mercado en  750 millones de pesos mexicanos, que se están dejando fuera de  supervisión sanitaria y sin que puedan obtener ingresos fiscales por el consumo de estos productos.

4. ¿Quiénes los consumen?

Según el estudio de NielsenIQ, el 54% de los usuarios de vapeadores son hombres, mientras que el 46 % son mujeres.

Los consumidores de estos métodos, según Nielsen IQ, rondan entre los 19 y 39 años de edad; siendo más popular entre las personas entre 30 y 39 años, mostrando un particular descenso entre la población de 40 años en adelante.

El reporte muestra que el 77% de la población consumidora de calentadores ronda entre los 25 y 39 años de edad, siendo más popular entre los usuarios de 30 a 34 años.

5. Regulaciones

En mayo de 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto para prohibir la circulación y comercialización de los sistemas electrónicos de administración de nicotina, cigarrillos electrónicos y vaporizadores; sin embargo, esta medida no ha impedido que la gente siga consumiendo estas opciones y en lugar de disminuir la venta se ha incrementado un mercado negro sin ningún tipo de reglas. Dejando desprotegidos a los consumidores.

Al no existir una regulación, distribuidores de vapeadores y cigarros electrónicos operan sin certificaciones, vendiendo productos en línea, incluso a menores de edad.

Estas opciones debieran contar con una serie de candados para prevenir que lleguen estos productos a menores de edad y también para que existan reglas sobre los contenidos, los sabores, la manufactura y su comercialización. Una regulación estricta como existe en otros países podría ayudar a acabar con el mercado negro y a proteger a los consumidores que quieren buscar opciones diferentes al cigarro.