La virtual candidata a la presidencia, Claudia Sheinbaum, aseguró que abrir el partido a exmiembros de la oposición, no implicaba que se estuviera traicionando los principios del movimiento de la 4T.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de Telegram.

Tras la firma del Acuerdo de Unidad por la Transformación en Oaxaca, la exjefa de Gobierno, se comprometió a nunca traicionar sus principios con la inclusión de gente proveniente de otros partidos.

“Abrimos el movimiento cuando había que abrirlo, pero eso no significa traicionar nuestros principios, porque si los traicionamos nos abandona el pueblo de México (...) no voy a traicionar, nosotros no mentimos, no robamos y nunca vamos a traicionar al pueblo de Oaxaca y al pueblo de México”

Destacó por ejemplo, cuando AMLO invitó a personas de otros partidos a ser parte de su movimiento y cuando llamó a empresarios a sumarse a su proyecto cuando estos habían participado en una campaña de desprestigio en su contra: “¿Ustedes creen que un empresario puede apoyar al movimiento? Pues sí, muchos se sumaron”.

Igualmente cuando Morena ya era un partido y en las elecciones del 2018, sumó a personas de otros partidos que “decidieron abandonar y conjuntarse con el movimiento” y cuestionó a los presentes si con esto el presidente había abandonado sus principios, lo cual negó.

Político MX te recomienda: Mario Delgado respalda integración de opositores a la 4T: ‘vamos a seguir sumando’

Aseguró que con estas decisiones se estaba asegurando la continuación de la Cuarta Transformación y los programas sociales, así como que siga el gobierno del pueblo para el pueblo.

Pues fue durante el sábado en Culiacán que Sheinbaum Pardo justificó la adhesión de opositores al asegurar que se necesitaba lograr una “mayoría muy amplia para seguir transformando” y tener mayoría calificada.