Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, abrió las puertas al diálogo con Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano (MC), y el resto de sus correligionarios después de la polémica que se generó derivado de su opinión a favor de que se considerara como una posibilidad que el partido naranja se adhiriera a la alianza opositora rumbo al proceso electoral de 2024. 

El mandatario estatal señaló que le tiene un gran aprecio y cariño a Dante Delgado y reconoció que, gracias a su apoyo y respaldo, él pudo lograr convertirse en el gobernador de Jalisco. 

"Le tengo un enorme aprecio y cariño a Dante Delgado, lo vuelvo a decir porque lo he dicho cada vez que me he expresado sobre su persona, yo no sería gobernador de Jalisco sin su apoyo. Le tengo un enorme afecto, y espero que en esta nueva etapa de mi vida podamos seguir siendo amigos como lo hemos sido, confío en que así sea. Aunque yo tengo tomada mi decisión, estaré siempre dispuesto a platicar con mis compañeros y amigos de Movimiento Ciudadano, si me invitan a una mesa a platicar, ahí estaré, con mucho gusto", comentó Alfaro Ramírez, según información de Reforma

Político MX te recomienda: Presidencia baja 'mañaneras' en las que AMLO lanzó ataques contra Xóchitl Gálvez

Sobre la posibilidad de que regrese a tener un papel de decisión en la política partidista de Movimiento Ciudadano, el gobernador jalisciense sentenció que esa etapa suya ya terminó, por lo que descartó la posibilidad de que vuelva a tener participación en los asuntos internos del partido. 

Con lo anterior en cuenta, insistió en que no existe ningún tipo de "vacío" al interior de MC derivado de su salida. Sin embargo, reiteró que él estará dispuesto a dialogar si se le necesita. 

Finalmente, Enrique Alfaro explicó que las personas de Jalisco que no acudieron al Consejo Nacional de Movimiento Ciudadano tendrán sus razones, pero señaló que no existe ningún tipo de rompimiento con MC desde Jalisco, sino, más bien, argumentó que los "funcionarios públicos estatales".