Este lunes, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, presentó junto a los líderes del PAN y del PRD, Marko Cortés y Jesús Zambrano, denuncias penales en contra de varios políticos que ahora son candidatos de aliados a Morena u operadores suyos. 

Aquí, en Político.mx, te contamos de los expríistas señalados por ‘Alito’ y que en algún momento fueron figuras clave del partido tricolor.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp

Eruviel Ávila 

El exgobernador de Estado de México, Eruviel Ávila, fue señalado por presuntos delitos de peculado y supuesto desvío de recursos públicos por más de mil 365 millones de pesos.

Incluso, Moreno aseguró que el exmandatario estatal no comprobó gastos en salud y educación.

Ávila renunció al PRI en julio del año pasado junto a Miguel Ángel Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu. No obstante, en enero de 2024, se unió al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y manifestó su apoyo a Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”.

Entre su trayectoria política destaca que fue diputado local del PRI en el Congreso del Estado de México, posteriormente fue presidente municipal de Ecatepec en dos periodos y posteriormente resultó electo como gobernador del Estado de México, de 2011 a 2017, siendo sucesor de Enrique Peña Nieto en la gubernatura. 

Eugenio Hernández

En tanto, el exmandatario estatal de Tamaulipas, Eugenio Hernández, fue otro de los denunciados. En su caso, porque habría cometido delitos contra la salud y narcotráfico, así como peculado.

Aunque fue detenido en 2017 en Ciudad Victoria, cuando gobernaba Francisco García Cabeza de Vaca, Hernández fue liberado en agosto de 2023 y ahora busca una senaduría por el PVEM.

Se afilió al PRI en 1997 y dos años después fue nombrado coordinador de la campaña presidencial de Francisco Labastida en Tamaulipas; fue electo diputado federal en el 2000 y dos meses y medio después pidió licencia para buscar la presidencia municipal de Ciudad Victoria, la cual ganó y asumió en 2002. Para el 2004 también pidió licencia para dejar el cargó e ir por la gubernatura de Tamaulipas, la cual ganó para el periodo 2005 a 2010.

En 2012 la Subsecretaría de Investigaciones Especializadas en Delincuencia Organizada (SIEDO) le incautó al menos ochos propiedades, derivado de un investigación por lavado de dinero; para 2015 a Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo acusó formalmente de haber lavado 30 millones de dólares y fue detenido en 2017.

Raymundo Martínez

El bloque opositor PAN-PRI-PRD también interpuso acciones legales contra el exalcalde de Toluca, Raymundo Martínez, y el exdiputado federal panista, Eukid Castañón, quien habría sido el principal operador del fallecido exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y quien estuvo en prisión tres años, de 2020 a 2023. 

Cabe recordar que Martínez fue vinculado a proceso el pasado mes de enero. Pese a haber enfrentado prisión preventiva, el exfuncionario fue puesto en libertad tras pagar una fianza por un millón de pesos. Él fue acusado por el presunto secuestro exprés de su exsuegro.

En su paso por el PRI, Martínez Carbajal ocupó el cargo de secretario de acuerdos de la Comisión de Equidad y Justicia del partido en 1998; fue secretario general del Comité Directivo Estatal en 2017 y en 2021, ganó la Presidencia Municipal de Toluca por la alianza PRI-PAN-PRD.

También fungió como subsecretario regional de gobierno Región III de Ecatepec, durante la gestión del exgobernador Arturo Montiel Rojas; secretario de Educación estatal en el gobierno de Eruviel Ávila y titular de la Secretaría de Movilidad de Alfredo del Mazo.

Eukid Castañón 

Mientras que Castañón Herrera fungió como Gerente de Proyectos del Sector Salud en la Secretaría de la Contraloría General del Gobierno del Puebla, a finales de los 90.

Coordinador de campaña para la gubernatura de Puebla de Moreno Valle y posteriormente su asesor de cabecera.

Diputado Local en la LIX Legislatura (2014-2018) del Congreso de Puebla; así como diputado Federal, por la vía plurinominal, en la LXIII Legislatura (2015-2018).

En 2018, se dijo que operaba para la campaña de Martha Erika Alonso e incluso señalado de presunto fraude y robo de casillas el día de la elección. Tras la muerte de los Moreno Valle se retiró de la política y para el gobierno de Miguel Barbosa  fue detenido por la Agencia Estatal de Investigación de la Fiscalía General del Estado de Puebla, por el presunto delito de extorsión.