Altas temperaturas en CDMX, ¿cómo evitar el golpe de calor?

Las temperaturas en la Ciudad de México están subiendo y con eso se incrementan las posibilidades de sufrir un golpe de calor, el cual, de acuerdo con la Clínica Mayo.

Altas temperaturas en CDMX, ¿cómo evitar el golpe de calor?
¿Cómo evitar el golpe de calor?
Foto: Archivo

Las temperaturas en la Ciudad de México están subiendo y con eso se incrementan las posibilidades de sufrir un golpe de calor, el cual, de acuerdo con la Clínica Mayo, es un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, generalmente como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o del esfuerzo físico en esas condiciones. Hoy te daremos algunos consejos para evitarlo. 

“El golpe de calor es la forma más grave de lesión por calor y puede ocurrir si la temperatura del cuerpo alcanza los 40 °C o más. Esta afección es más frecuente en los meses de verano. El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia. Si no se trata rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos”, se detalla en la página de la Clínica Mayo. 

¿Cuáles son los síntomas?
Alta temperatura corporal
Confusión, agitación, irritabilidad y hasta delirio
Sudoración excesiva
Náuseas y vómito
Respiración acelerada
Dolor de cabeza
Ritmo cardíaco acelerado

Usar demasiada ropa, lo que evita que el sudor se evapore fácilmente y enfríe el cuerpo, beber alcohol, lo que puede afectar la capacidad del organismo de regular la temperatura y deshidratarse al no beber suficiente agua pueden acelerar el proceso de un golpe de calor. La edad es un factor de riesgo, tal vez el más importante, por lo que los adultos mayores deben extremar cuidados. 

¿Cómo prevenir los golpes de calor?
Es importante prevenir esta afectación, porque el golpe de calor puede producir una serie de complicaciones como daño a órganos vitales e incluso la muerte. Así se puede prevenir: 

Usa vestimenta holgada y liviana. Usar demasiada ropa o ropa que es muy ceñida no permite que el cuerpo se enfríe de forma adecuada.
Protégete contra las quemaduras por el sol. Las quemaduras por el sol afectan la capacidad del cuerpo para enfriarse, por ello, debes protegerte con un sombrero de ala ancha y gafas de sol. Nunca olvides el protector solar. 
Bebe muchos líquidos. Mantenerte hidratado ayudará a tu cuerpo a sudar y a mantener una temperatura normal.
Toma precauciones adicionales con determinados medicamentos.Presta atención a los problemas relacionados con el corazón si tomas medicamentos que afectan la capacidad del cuerpo para permanecer hidratado y disipar el calor. 
Nunca dejes a nadie en un autom��vil estacionado. Cuando estacionas al sol, la temperatura en el automóvil puede elevarse más de 11 °C en 10 minutos.

Con información con El Heraldo de México.