¡Amigo fiel! ¿Qué razas de perro son las más difíciles de entrenar?

Parte de estas deben orientarse a cómo se relacionan con el mundo, por eso socializar a los perros y entrenarlos.

¡Amigo fiel! ¿Qué razas de perro son las más difíciles de entrenar?
Qué razas de perro son las más difíciles de entrenar
Foto: Especial

Tener un perro significa dedicarle tiempo y atención a sus necesidades. Parte de estas deben orientarse a cómo se relacionan con el mundo, por eso socializar a los perros y entrenarlos, al menos con instrucciones básicas, es fundamental. 

Algunas razas tienen, naturalmente, la predisposición de querer complacer a sus humanos, mientras que a otros les importa bien poco y viven bajo el lema de "yo hago lo que me da la gana". Estos perros son considerados los más difíciles de entrenar y, por lo general, son recomendados para personas con basta experiencia en la tenencia responsable de estas mascotas. 

Sabueso afgano

Este majestuoso animal es el más complicado de entrenar de toda la lista. Se caracterizan por ser canes muy amigables, calmados y amorosos con sus humanos, pero también son muy independientes y distraídos. 

Basenji

Son perros con mucha energía e inteligencia, con una particular afinidad con "hacer maldades" y poca capacidad de concentración. Según el American Kennel Club, una sesión de entrenamiento con estos perros no debería durar más de 5 o 10 minutos.

Basset Hound

Estos perritos son muy fáciles de reconocer a lo largo de todo el mundo por sus cuerpos alargados, patas cortas y orejas muy largas. No es una de las razas más activas, pero cuando deben correr, tienen mucha potencia. 

Chow Chow

Estos perros que parecen ositos son conocidos por tener personalidades más similares a las de un gato que un perro. Son más independientes y testarudos que otras razas, tienen inclinaciones a hacer lo que les da la gana más que a complacer a sus humanos. 

Weimaraner

Esta es una raza relativamente joven, que se comenzó a criar recién en el siglo XIX como canes de caza. Son perros muy cariñosos y obedientes, cuando son bien entrenados. Es que son animales tan inteligentes que pueden adoptar buenos y malos comportamientos rápidamente, por lo que debes invertir en su entrenamiento.

Con información de Meganoticias