El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la elección presidencial de 2024 será “inédita”, ya que por primera vez en 100 años, el presidente “no intervendrá” en el proceso electoral a través del llamado “dedazo”, dijo en su conferencia de prensa mañanera.

Político MX te recomienda: Ebrard anuncia su renuncia: ¿qué dicen Sheinbaum, Adán y Monreal?

“Es muy importante que estemos asistiendo a un hecho inédito, algo nunca visto, porque durante mucho tiempo fue ‘el dedazo’, ‘el tapado’, la imposición del presidente; él era el que designaba a su sucesor. Estamos hablando de siglos y por primera vez no hay ‘tapado’, no hay ‘dedazo’, no hay imposición”, señaló.

El mandatario federal diferenció el proceso que se llevará a cabo al interior de Morena para definir a quien será el candidato presidencial de la 4T, del modo que se designaría al abanderado de la oposición:

“Eso en el caso que nos corresponde. En el bloque conservador ahí ya sabemos que van a consultar con los mandamás, con los oligarcas para buscar el acuerdo, como lo han hecho en los últimos tiempos” dijo al recordar cuando presuntamente Claudio X. González papá, participó en la selección de Felipe Calderón como sucesor de Vicente Fox.

AMLO da inicio a 2024

El mandatario aseguró que tras la renuncia del canciller Marcelo Ebrard a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) el día de ayer, “ya inició el proceso” rumbo a las elecciones de 2024: “Como sabemos hay un proceso en puerta, se tiene que elegir al candidato o candidata a la Presidencia del bloque conservador, de otros partidos y de Morena y la coalición que han integrado, entonces ya inició este proceso”.

Asimismo dijo que se espera que próximamente los demás aspirantes a la candidatura presidencial o “corcholataspresenten sus renuncias a sus respectivos cargos: Claudia Sheinbaum a la jefaturas e Gobierno de la CDMX, Adán Augusto a la Secretaría de Gobernación y Ricardo Monreal al Senado de la República.