AMLO se lanza vs la OEA y CIDH por llamar a que desaparezca 'Quién es quién en las mentiras' de la mañanera

El presidente aseguró que se trataba de un acto injerencista por parte de la Comisión

AMLO se lanza vs la OEA y CIDH por llamar a que desaparezca 'Quién es quién en las mentiras' de la mañanera
AMLO dijo que la OEA debía desaparecer
Foto: Galo Cañas Rodríguez / Cuartoscuro

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó suspender la controvertida sección del “Quién es quién en las mentiras” y en cambio se lanzó contra la OEA al asegurar que no servía de nada.

Ya que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano perteneciente a la OEA, recomendó que la sección dirigida por Elizabeth García Vilchis fuera suprimida de la conferencia matutina presidencial al servir para estigmatizar y descalificar el trabajo de la prensa.

Al ser cuestionado sobre el asunto, el presidente se lanzó en contra de la organización internacional.

Político MX te recomienda: AMLO se burla de premio a Norma Piña: 'se pueden conseguir en la Plaza de Santo Domingo'

“Quieren que desaparezcan las mañaneras, la sección de 'Quién es quién en las mentiras' (…) claro que no, pero qué injerencismo de esta organización palera que está al servicio de los grupos de intereses creados", dijo.

En respuesta, dijo que se debía desaparecer a la Organización de Estados Americanos, pues aseguró que esta no servía para nada, mas que para avalar actos autoritarios contra gobiernos legítimos de América Latina.

“Lo único que ha hecho es avalar todos los actos autoritarios en contra de gobiernos legítimos, populares, legales en América Latina, nada más eso ha hecho la OEA, no tienen ninguna autoridad moral ni autoridad política”, declaró.

La recomendación fue hecha en el informe Anual de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, ya que se consideró que solo servía para que el poder ejecutivo estigmatice y descalifique el trabajo de la prensa, por lo que exhortó al gobierno a suspender esta práctica.

Además determinó que la sección de García Vilchis carecía de los criterios internacionalemente válidos para clasificar la desinformación y en cambio se “enfoca en contrarrestar la información publicada por determinadas personas o en determinados reportajes que cuestionan o critican la gestión gubernamental”.