Gobierno Federal
11_amloautodefensas1200_notas160719ct.jpg
Foto: Cuartoscuro.com AMLO y las autodefensas: una relación apenas cordial pero bajo tensión
Mar 16 Julio 2019 20:29

Andrés Manuel López Obrador nunca se ha mostrado cercano a los grupos civiles de autodefensa creados en distintas zonas del país, donde los cuerpos de seguridad locales son endebles o prácticamente ausentes. Durante la campaña presidencial mantuvo “distancia” en cada uno de los tramos; en la transición abrió puertas al diálogo, ha sido cordial, pero se cuidó de establecer compromisos con los liderazgos. Hoy sabemos que ese mecanismo no se encuentra en la mira de su estrategia de seguridad: exige que los ciudadanos actúen con rectitud y apegados a la ley.

La agenda sobre el tema revivió al conocerse que el exlíder fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán, Hipólito Mora, se armaría con un rifle y una pistola para su protección debido a las condiciones de inseguridad que se viven en la entidad.

“Le informo al gobierno federal y estatal, que desde hoy traeré conmigo un rifle y una pistola, y cualquier autoridad que trate de detenerme o desarmarme va a tener que asesinar, porque vivo ni a la cárcel me llevarán, ni me desarmarán”, dijo.

Esto ya se podía vislumbrar desde la misma primavera pasada pues el doctor José Manuel Mireles Valverde, ex jefe y vocero de las autodefensas en Michoacán, declaró en el evento protocolario por el 213 Natalicio del Benemérito de las Américas Benito Juárez, que el actual Gobierno Federal “es más de lo mismo e incluso peor ya que no se han cumplido las promesas que se hicieron”.

Mireles explicó que en su estado aún no se resuelve el problema de la violencia, ya que aunque se nombran autodefensas en realidad son criminales que secuestran y roban en la región de Tierra caliente.


Ambos personajes, junto con Nestora Salgado hoy en día senadora de la República por Morena, representan sin duda los liderazgos más visibles del fenómeno de las autodefensas y de las policías comunitarias; esquemas  surgidos en el seno de las comunidades que por su vulnerabilidad y estar al margen de la legalidad, fácilmente se prestan para ser “infiltrados” por el crimen organizado para cubrir sus actividades ilícitas.

Mapa de los grupos de autodefensas registrados por la CNDH


Sin decirlo abiertamente, Andrés Manuel López Obrador les planteó un camino de reconciliación durante la etapa de transición, al invitarlos a participar en los diálogos para construir la nueva estrategia de paz y seguridad. Sin embargo,  tanto Mireles Valverde como Hipólito Mora Chávez rechazaron la política que estaría sustentada en una eventual Ley de Amnistía y perdón.


Más aún, Mireles Valverde “tanteó” la posibilidad de que lo integraran formalmente a la administración pública en el ramo de la seguridad. A finales de noviembre de 2018 anunciaba que participaría en el gabinete como asesor personal, donde tendría el trabajo de organizar a la sociedad civil; revelaba incluso que había contribuido en la construcción de la creación de la Guardia Nacional, con una propuesta “de manufactura civil”. Nada de eso ocurrió.

Al día de hoy, desde Palacio Nacional solo se confirma la lejanía con ese tipo de esquemas. Ante el anuncio de Hipólito Mora la respuesta de López Obrador no deja lugar a dudas: “siempre ha estado en desacuerdo con los grupos de autodefensas”, pues considera que la seguridad es un tema que no corresponde a los ciudadanos por lo que pidió a los promotores de estos grupos “no actuar con balandronadas”.

Factor clave en plan de seguridad: autodefensas, ¿dónde están?