Gobierno Federal
10_los_salinas_1200_notas_270619_ml.jpg
Foto: Cuartoscuro Carlos, Raúl y ahora Emiliano: ¿de qué han acusado a los Salinas?
Jue 27 Junio 2019 21:07

Pocas familias en México pueden tener el papel protagónico en la política y en la sociedad mexicana como los Salinas de Gortari. Si bien la presidencia que encabezó Carlos fue un punto de quiebre en la historia del país por las políticas implementadas, en el imaginario colectivo se le recuerda más por una serie de acusaciones; de igual manera por los señalamientos de su hermano Raúl, así como por el fin trágico de otro de ellos, Enrique. De manera reciente, Emiliano Salinas, hijo del exmandatario, aparece en las primeras planas. Corrupción, desvíos y esclavitud sexual presuntamente los rodean. Aquí un recuento.

Durante buena parte de su sexenio, el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari enfrentó las versiones de que Raúl era “un hermano incómodo”.


Todo reventó al salir de Los Pinos: el 28 de febrero de 1995 Raúl fue arrestado y condenado tras haber sido acusado de diversos delitos entre los que destacaban presunto tráfico de influencias, corrupción, evasión fiscal, enriquecimiento ilícito por más de 160 millones de dólares y la supuesta autoría intelectual del asesinato de su excuñado, el entonces diputado federal José Francisco Ruiz Massieu

Esto, corría en paralelo al descrédito que el propio expresidente Carlos enfrentaba por la violencia de 1994, la muerte de Luis Donaldo Colosio y la crisis económica a partir del llamado “error de diciembre”.


El 1 de marzo de 1995, el expresidente se declaró en huelga de hambre durante 36 horas por el arresto de su hermano: el día 3, tras una reunión en Los Pinos, abandonó el país para regresar solo esporádicamente por asuntos familiares durante el sexenio de Ernesto Zedillo.


En el 2005, luego de 10 años, tres meses y 13 días en la cárcel, Raúl quedó libre; se desestimó que tuviera responsabilidad en el homicidio de Ruiz Massieu, si bien le quedaron pendientes procesos por delitos considerados menores, como falsificación de documentos y tráfico de influencias.  Se le regresaron sus propiedades y cuentas bancarias.


En ese periodo la tragedia embargó a la familia: Enrique, el hermano menor, fue encontrado muerto el 6 de noviembre de 2004 al interior de un vehículo en el municipio de Huixquilucan, Estado de México. Si bien se había mantenido fuera de los reflectores de la política, investigaciones periodísticas le adjudicaron ser el supuesto cerebro financiero de Raúl.


De 2017 a la fecha el apellido Salinas volvió a rodearse de escándalo e investigaciones policiacas. Emiliano Salinas Ocelli, hijo de Carlos, aparece presuntamente relacionado en el juicio que se le sigue en Nueva York a Keith Raniere, líder de NXIVM, la secta que esclavizaba sexualmente a mujeres en Estados Unidos y que se expandió a países como México. Formalmente no hay acusación alguna en su contra.

Este expediente aún está abierto, sobre todo porque hay más personalidades de origen mexicano que estarían involucradas.

Carlos Salinas asistió a funeral de George H. W. Bush en EUA