¿Antonio Aguilar y Don Neto eran compadres? Esto cuenta Anabel Hernández en su nuevo libro

Y es que en la investigación, Hernández cita a una fuente denominada como "Lira", quien supuestamente se desempeñó como guardaespaldas de Don Neto. 

¿Antonio Aguilar y Don Neto eran compadres? Esto cuenta Anabel Hernández en su nuevo libro

La periodista Anabel Hernández y su nueva publicación "Emma y las otras señoras del narco" sigue tocando fibras sensibles en el mundo del espectáculo, pues continúan saliendo nombres de cantantes y artistas presuntamente vinculados con narcotraficantes de México. 

En esta ocasión se menciona al fallecido cantante Antonio Aguilar, la actriz Marcela Rubiales y al expresidente José López Portillo. Las 3 celebridades supuestamente tuvieron acercamientos con Ernesto Fonseca Carrillo, mejor conocido como "Don Neto". 

En una ocasión Fonseca ordenó a Lira ir a un Hotel de Guadalajara a recoger a Marcela Rubiales. Por curiosidad, Lira se acercó a la guantera, tomó la tarjeta de circulación y vio que estaba a nombre del expresidente José López Portillo. Tiempo después, sería Marcela Rubiales quien introduciría a Zoyla Flor con Don Neto para "relevarla". Muy pronto ella empezaría a hacer películas al lado del cantante y actor Antonio Aguilar, quien era compadre del capo. Ernesto Fonseca tenía el poder y las conexiones para impulsar las carreras de cantantes y actrices, tenía contactos en México y mucho dinero.  

Y es que en la investigación, Hernández cita a una fuente denominada como "Lira", quien supuestamente se desempeñó como guardaespaldas de Don Neto. 

"Lira afirma que entre 1981 y 1982, cuando comenzó su trabajo como escolta del narcotraficante, Don Neto y Antonio Aguilar ya eran compadres

¿Iba a verlo a conciertos?

Anabel Hernández narra en su libro que el narco Don Neto fue a ver a Antonio Aguilar a un palenque de Guadalajara. Incluso platican cómo era su estrategia para pasar desapercibido ante las autoridades. 

Don Neto llegó con sus guardias armados, no entró por el ingreso general del público, sino por la puerta de artistas. Ahí ya tenían despejado el lugar donde se iba a sentar. Antonio Aguilar cantaba narcocorridos, como el de Lamberto Quintero.

Con información de El Heraldo de México