El Comité Directivo Estatal del PRI en Guerrero informó del asesinato de Aníbal Zúñiga Cortés, candidato a regidor en el municipio de Coyuca de Benítez, y de su esposa Rubí Bravo Solís.

A través de un comunicado, la dirigencia estatal del partido tricolor compartió la noticia y exigió que se haga justicia en el caso.

"Vivimos, lamentablemente, el proceso electoral históricamente más violento de nuestro país (...) Condenamos enérgicamente los hechos (...) a las autoridades una vez más les exigimos resultados, porque no pueden quedar impunes hechos tan lamentables que continúan enluteciendo a nuestro país y a nuestro estado", demandó la fuerza priista en Guerrero.

Asimismo, el tricolor lamentó que México atraviese un "retroceso" en cuanto a la violencia, y consideró que la inseguridad se ha ido exacerbando en los últimos años, afectando a las familias en la entidad guerrense y en la República.

Por el momento, las autoridades no se han pronunciado sobre estos sucesos y tampoco se ha informado de la detención de personas implicadas o responsables.