Así va el jaloneo por la reforma eléctrica: oposición va por contrarreforma y Morena dice que no cederá a presiones

PAN pide a legisladores que construyan una contrapropuesta a la reforma eléctrica. Morena advierte que no cederán a ningún tipo de presión.

Así va el jaloneo por la reforma eléctrica: oposición va por contrarreforma y Morena dice que no cederá a presiones
Cámara de Diputados
Cámara de Diputados

En lo que ha sido el arranque formal de la discusión del dictamen de la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador en comisiones de San Lázaro, las posiciones políticas se han expresado tal y como se había previsto. Las bancadas de oposición han señalado que para que sea viable y pueda tener “ruta legislativa” tendrá que ser modificada; algunos integrantes hablan de “una contrarreforma”. Por el lado de Morena y sus aliados han advertido que en este debate no tienen cabida “las amenazas o presiones de grupos o partidos”. Así el “jaloneo” por la iniciativa.

Contrapropuesta. Marko Cortés Mendoza, dirigente nacional del PAN, informó vía un comunicado que solicitó a los grupos parlamentarios del blanquiazul, PRI y PRD, que conforman la coalición legislativa de Va por México, que construyan una contrapropuesta a la reforma eléctrica. Subrayó que el objetivo principal es “que la gente pague menos en su recibo, se dé certidumbre a la inversión y se genere empleo y se apueste por las energías limpias”.

En la víspera de la discusión de la reforma, el líder panista anticipó que su partido no apoyará la iniciativa, al considerarla “cara y sucia para México”, por lo que advirtió que no pasará. 

“Acción Nacional no apoyará una reforma eléctrica cara y sucia para México. Lo hemos dicho con claridad, la contrarreforma del gobierno morenista, no va a pasar. Nosotros insistiremos en que es preferible una reforma legal, más que constitucional, que promueva el empleo, impulse las inversiones en generación de energías limpias y renovables, como ocurre en todo el mundo”, sostuvo Cortés Mendoza. 

​​En ese sentido, legisladores del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano han advertido que sus grupos parlamentarios no aceptarán un proyecto que no garantice la disminución de tarifas, una transición a las energías limpias. Resaltaron que Morena necesita 334 votos en San Lázaro, pues ellos y sus aliados del PT y Partido Verde suman 277.

Luis Espinosa Cházaro, coordinador del PRD en San Lázaro, asegura que la iniciativa del presidente no explica cómo se disminuirán las tarifas del servicio eléctrico, “hemos sido claros de que así no pasará esa reforma”. 

Por su parte, el dirigente nacional del PRI y diputado federal, Alejandro Moreno, advirtió que si Morena lleva a discutir la misma iniciativa presidencial el voto del tricolor será en contra. Sostuvo que además de fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), también se debe hablar del impulso de las energías limpias y el descenso del precio de la luz. 

Por su parte, Clemente Castañeda, líder parlamentario de MC en la cámara alta, expresó: “El Presidente debe definir si le interesa construir una reforma con el Congreso, escuchando la pluralidad de opiniones. En todo caso, lo que él quiere es forzar una reforma para seguir politizando el tema”.

Sin presiones. En un pronunciamiento en la víspera, el líder parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, advirtió que su bancada va “sin miramientos” a favor de la reforma eléctrica. Remarcó que en el debate final de la iniciativa “no tienen cabida las amenazas o presiones de grupos o partidos, sino el interés general del pueblo”. 
Hizo un llamado a todos los partidos políticos y sectores de la población a respaldar la iniciativa de reforma a la industria eléctrica, al tiempo de señalar que los diputados están hoy frente a los ojos del pueblo de México y será éste quien los juzgue.

“La reforma eléctrica presentada por el Presidente de la República es un primer paso para consolidar la soberanía energética del país, en la que además de plantear un mercado más equilibrado y una mayor competencia en el sector, favorecerá a las familias mexicanas y por eso, sin miramientos, en Morena vamos a favor de esta iniciativa”, dijo.

Por su lado, Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, aseguró que la reforma eléctrica que promueve el presidente AMLO terminará con los “negocios sucios” de la derecha y con la “perversión” del neoliberalismo. “Es lógico que el PRIANRD esté en contra de la reforma eléctrica, pues solo les importan sus intereses, recuperar sus negocios, mismos que estaban construidos a costa del bienestar de las y los mexicanos”, señaló.