Banco Mundial estima crecimiento para México del 3 por ciento en 2022

De acuerdo con las proyecciones económicas de México, que el Producto Interno Bruto (PIB) aumentará 3%

Banco Mundial estima crecimiento para México del 3 por ciento en 2022

El Banco Mundial (BM) estima que en 2022, de acuerdo con las proyecciones económicas de México, que el Producto Interno Bruto (PIB) aumentará 3% y 2.2 % en 2023. 

De acuerdo con Milenio, las previsiones son las mismas que hizo en octubre pasado y resultan inferiores a las estimadas para 2021, cuando se proyectaba un crecimiento económico de 5.7 %, según lo mencionado en el documento “Perspectivas Económicas Mundiales".

Además se espera que los cuellos de botella de las cadenas de suministro persistan en la primera mitad de 2022 y que la demanda externa se vea limitada por la desaceleración del crecimiento de Estados Unidos

La rápida propagación de la variante ómicron indica que probablemente la pandemia continuará afectando la actividad económica en el corto plazo. Asimismo, la marcada desaceleración de las principales economías (tales como los Estados Unidos y China) pesará sobre la demanda externa en las economías emergentes y en desarrollo. En un momento en que los gobiernos de muchos países en desarrollo carecen de espacio macroeconómico para apoyar la actividad si fuera necesario, los nuevos brotes de COVID-19, la persistencia de las presiones inflacionarias y de los cuellos de botella en las cadenas de suministro, así como la elevada vulnerabilidad financiera en numerosas partes del mundo, podrían aumentar el riesgo de un aterrizaje brusco.

La desaceleración coincidirá con la ampliación de la divergencia entre las tasas de crecimiento de las economías avanzadas y las de las emergentes y en desarrollo. Se espera que, en las economías avanzadas, el crecimiento disminuya del 5 % en 2021 al 3,8 % en 2022 y al 2,3 % en 2023, un ritmo que, si bien más lento, será suficiente para restablecer las tendencias previas a la pandemia en la producción y la inversión. 

A nivel mundial y en las economías avanzadas, la inflación ha alcanzado las tasas más altas desde 2008. En los mercados emergentes y en desarrollo, ha llegado a la tasa más alta desde 2011. En consecuencia, para contener las presiones inflacionarias, muchas economías emergentes y en desarrollo han comenzado a retirar las medidas de apoyo mucho antes de que se complete la recuperación.

Por región, en América Latina se prevé que el crecimiento disminuirá de 6.7% en 2021, hasta ubicarse en 2.6 % en 2022 y 2.7 % en 2023, a medida que se endurezca la política fiscal y monetaria, la demora en las mejoras en las condiciones del mercado laboral continúen y las condiciones externas se vuelvan menos favorables.