Martí Batres, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, aseguró que en 2024 el movimiento de Morena reafirmará su gobierno en la capital del país, pues se trata, dijo, de una ciudad progresista, por lo que no ve posibilidades de que llegue el “Ku Klux Klan”; esto en medio del revuelo que causó el destape de la alcaldesa Sandra Cuevas. 

En conferencia de prensa, Batres fue cuestionado sobre las encuestas que posicionan al secretario de Seguridad, Omar García Harfuch, y a la alcaldesa Clara Brugada como los dos perfiles de Morena más populares para buscar la candidatura por la CDMX en 2024.

“Todos los del movimiento, todos los de nuestro movimiento están muy por arriba de cualquiera de los aspirantes conservadores”, afirmó Martí Batres.

Justificó que la CDMX es una ciudad progresista, la ciudad del Movimiento del 68, de la pensión a los adultos mayores, la ciudad del matrimonio igualitario y los derechos de las mujeres.

“La CDMX es una ciudad progresista y yo considero que va a reafirmarse como una ciudad progresista. No veo posibilidades de que la ciudad retroceda, imagínate esta es la ciudad del movimiento del 68, de los universitarios, del movimiento urbano, es la ciudad donde nació la pensión de adultos mayores, donde nació el matrimonio igualitario, es la ciudad donde se impulsaron los derechos descriminalizadores en favor de las mujeres que después se han ido replicando en otras ciudades, no es una ciudad conservadora”, afirmó el jefe de Gobierno.

Añadió que no le ve posibilidades a los aspirantes de la oposición a quienes llamó conservadores, hasta los calificó como el Ku Klux Klan.

“No veo posibilidades al conservadurismo. No veo que aquí vaya a pegar el Ku Klux Klan, ni nada de eso, veo que es una ciudad progresista, con una ciudadanía bien informada”, señaló Martí Batres.