Bautizo de la hija de Meghan Markle y el príncipe Harry causaría una discusión familiar

La niña, nacida el pasado 4 de julio de 2021, ya cumplió sus primeros cuatro meses

Bautizo de la hija de Meghan Markle y el príncipe Harry causaría una discusión familiar

Tras celebrarse en Nueva York el Global Citizen Live, que reunió a grandes celebridades del espectáculo, Meghan Markle y el príncipe Harry reaparecieron uniéndose a favor de una de las grandes causas mundiales: la equidad de las vacunas.

La pareja que renunció a sus deberes reales dentro de la familia británica, llegó a la "Gran Manzana" derrochando elegancia, en una cita en que la exactriz se vio radiante en su primera aparición pública tras convertirse en madre de la pequeña Lilibet.

Tomados de la mano, se vieron felices y risueños ante las cámaras. Meghan siempre glamorosa optó por un mini vestido blanco bordado en flores y el hijo de Diana de Gales con un traje negro sin corbata, pero según los medios, un fuerte impasse ya había ocurrido entre los esposos.

El bautizo de la hija de Meghan Markle, el evento de la discordia

Según Infobae, los duques de Sussex tuvieron un altercado antes del evento celebrado en el World Trade Center. Fuentes de In Touch Weekly informaron que Meghan y Harry protagonizaron una discusión familiar debido a que no han logrado ponerse de acuerdo en torno al bautizo de Lilibet.

La niña, nacida el pasado 4 de julio de 2021, ya cumplió sus primeros cuatro meses, por lo que es hora de planificar el acto bautismal de la hermana de Archie.

Y es precisamente ese evento que supone la reunión de toda la familia, el que habría provocado que la pareja discutiera acaloradamente debido a que la exprotagonista de la serie “Suits” desea que su hija tenga la celebración de una “princesa”, tal como la tuvo su primogénito, quien ahora tiene 2 años.

Según esta fuente del diario estadounidense, Markle pretende que el bautizo se realice en Londres, con la presencia de la reina Isabel, quien aún no conoce a su bisnieta.

“Meghan y Harry dejaban entrever sonrisas en el evento, pero por dentro no estaban bien”, precisó el testigo al medio, sobre la discusión que habría tenido lugar la noche anterior al Global Citizen Live.

Pero al parecer, la posición de Harry enfureció a su esposa, quien le reprochó su decisión de alejar este evento de los integrantes de la familia real. El hijo del príncipe Carlos no ve con buenos ojos su presencia en Reino Unido, después de las explosivas entrevistas que hicieron tambalear a la monarquía británica.

Con información de Meganoticias