Biden consigue triunfo legal luego de que juez bloquea legislación de aborto en Texas de forma temporal

Se da un respiro ante la normativa legal más estricta en EUA contra la interrupción del embarazo.

Biden consigue triunfo legal luego de que juez bloquea legislación de aborto en Texas de forma temporal

Un juez federal bloqueó temporalmente la nueva prohibición de Texas para practicar abortos. El fallo de Robert Pitman en la ciudad de Austin indica que los profesionales médicos pueden volver a realizar interrupciones, incluso después de unas seis semanas de embarazo, sin temor a ser demandados por miembros del público. Se advierte que es una victoria preliminar a la administración del presidente Joe Biden mientras busca revocar la legislación más estricta de este tipo en la nación.

Argumentos. El Departamento de Justicia argumentó que la ley de Texas debería suspenderse mientras se desarrolla el caso debido al severo impacto que ya está teniendo en las mujeres, lo que obliga a muchas a conducir cientos o miles de millas a otros estados para buscar atención reproductiva, si tienen la oportunidad de hacerlo, tiempo y dinero.

La controversia. La ley que entró en vigor el 1 de septiembre prohíbe los abortos antes de que la mayoría de las mujeres sepan que están embarazadas y no tiene excepciones por violación o incesto. Los legisladores de Texas, como los de muchos otros estados liderados por republicanos, dicen que es necesario para proteger la vida una vez que se detectan los primeros signos de actividad cardíaca en el feto. Se ha detectado que otro de sus objetivos evitar demandas contra el estado subcontratando la aplicación a ciudadanos privados, permitiéndoles demandar a los médicos o cualquier otra persona sospechosa de violar la prohibición y buscar recompensas de al menos 10 mil dólares por procedimiento ilegal.

Lo que viene. Es probable que Texas impugne el fallo, y los tribunales de apelaciones federales suelen suspender los mandatos judiciales. La Corte Suprema de los Estados Unidos puede tener la última palabra sobre la orden judicial y, finalmente, sobre la ley misma.