Cabeza de Vaca, 'Alito', Aureoles y más políticos que se defienden con 'persecución política'

El caso más reciente es García Cabeza de Vaca, quien dejó la gubernatura de Tamaulipas el pasado 30 de septiembre y este miércoles 5 de octubre ya cuenta con una alerta migratoria.

Cabeza de Vaca, 'Alito', Aureoles y más políticos que se defienden con 'persecución política'

Exgobernadores como Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Alejandro “Alito” Moreno, de Campeche; Silvano Aureoles, de Michoacán; entre otros exmandatarios se han defendido de investigaciones en su contra por presuntos delitos como enriquecimiento ilícito, bajo el argumento de una persecución política por parte de los gobiernos de Morena. 

Cabeza de Vaca, se dice perseguido

El caso más reciente es García Cabeza de Vaca, quien dejó la gubernatura de Tamaulipas el pasado 30 de septiembre y este miércoles 5 de octubre ya cuenta con una alerta migratoria por parte de las autoridades mexicanas, donde es buscado por los supuestos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Al respecto, el exgobernador lanzó un tuit luego de darse a conocer la alerta migratoria, en donde aseguró que no es de extrañarle la “nueva andanada en la persecución política” y acusó que esto sería porque al gobierno mexicano le “urgen distractores”. Afirmó que su defensa aportará la información y exigió: “Basta de perseguir opositores”. 

Silvano Aureoles, se dice “amenazado”

Silvano Aureoles, exgobernador de Michoacán, anunció su regreso para dar una gira por todo el país en busca de la Presidencia de la República. El PRD ha sacado la cara por uno de sus alfiles “nacionales” al acusa que ha sido objeto de persecución política, luego de que el exmandatario acusó que la delincuencia organizada intervino en las elecciones de 2021 en Michoacán, en donde ganó Morena. 

Aureoles se plantó con su famoso banquito afuera de Palacio Nacional para presentarle a AMLO las pruebas de la supuesta participación del crimen, sin embargo, al ser caso omiso este se presentó a la Organización de los Estados Americanos (OEA). Tiempo después, diputados del Congreso de Michoacán y legisladores federales solicitaron un juicio político contra el exgobernador, quien se dijo “amenazado por el gobierno y el crimen”. 

“Alito” Moreno, estuvo al borde del desafuero

Alejandro “Alito” Moreno, quien gobernó Campeche y posteriormente fue elegido como dirigente nacional del PRI, acusó a Morena de “persecución política”, luego de que la Fiscalía General del Estado solicitara ante la Cámara de Diputados un juicio de procedencia en su contra, es decir su desafuero, por presuntos delitos como enriquecimiento ilícito. 

“Alito” aseguró que no se doblegaría ante las acusaciones de la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, quien en diversos audios filtrados expuso supuestos pagos millonarios a operadores extranjeros, a medios de comunicación como Televisa y la compra de autos deportivos McLaren, entre otras cosas.

Su suerte pudo haber cambiado, luego de que él y su bancada en la Cámara de Diputados impulsaron una reforma para ampliar el plazo a las Fuerzas Armadas, que fue vista con buenos ojos de Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador; lo que ha dejado en el olvido su proceso de desafuero, pero originó la ruptura entre las dirigencias nacionales del PAN y el PRD. 

También hay casos en CDMX

Los alcaldes de oposición Mauricio Tabe, de Miguel Hidalgo, y Sandra Cuevas, de Cuauhtémoc, han acusado persecución política en su contra por parte del Gobierno de la Ciudad de México. 

Sandra Cuevas, ha enfrentado dos procesos en su contra, un judicial por discriminación en contra de dos policías auxiliares de la CDMX, a quienes terminó ofreciendo una disculpa pública, además de cursos para el control de ira; y el otro por el cierre irregular del Deportivo Guelatao, que le provocó una suspensión por parte del Tribunal de Justicia Administravitva, que finalmente apeló. 

Ante esta andanada en su contra, Sandra Cuevas acusó al presidente Andrés Manuel y a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de supuesta persecución política. 

Mauricio Tabe es otro de los políticos de oposición que acusan a Morena, en este caso al gobierno de Claudia Sheinbaum de supuesta persecución política, esto luego de que trabajadores del INVEA clausuraron el restaurante de su padre Daniel Tabe, quien amagó a los funcionarios con un cuchillo. 

Aunque reprobó los actos de su padre, Tabe acusó al gobierno de Sheinbaum de ejercer presión en contra de él y su familia. Finalmente, el señor Tabe fue vinculado a proceso este miércoles por tentativa de homicidio calificado, y enfrentará su proceso en prisión domiciliaria debido a su avanzada edad.