Central Electoral
independientes_notas9120617.jpg
Cuartoscuro

Burocracia, obstáculo para independientes en 2018

Mié 21 Junio 2017 15:08

Gráfico requisitos independientes

El desencanto de los ciudadanos con la clase política por los recientes escándalos de corrupción en los que se vincula a gobernadores y exgobernadores abrieron la puerta para las candidaturas independientes en México. Pero ser un independiente en nuestro país no es sencillo, la primera barrera a vencer es la burocracia, que lejos de facilitar la participación política de los ciudadanos la obstaculiza. 

independientes_notas15080517.jpg

Las barreras de los independientes en México 

Son varias las figuras que quieren participar como independientes en las elecciones presidenciales del próximo año, pero ¿qué tan difícil será?, ¿los requisitos que les piden son imposibles de cumplir?. Si observamos a los independientes de Estados Unidos y Francia, el proceso para registrarse como independiente en México parece que está diseñado para frenar el avance de los proyectos ciudadanos. 

En Francia solo basta con ser francés y mayor de edad, obviamente, y si se quiere ser candidato a la Presidencia, se requieren 500 firmas de votantes que tengan un cargo público. Otros requisitos son: 

  • Hacer pública su declaración patrimonial.
  • Abrir una cuenta de banco especial para la campaña. 

El ejemplo más claro, es el de Emmanuel Macron que en las pasadas elecciones presidenciales compitió como independiente, solo con el respaldo de su movimiento ¡En Marcha!, y con eso le alcanzó para ganar. Aunque cabe recordar que en la recta final del proceso otros actores políticos le brindaron su apoyo para derrotar a la ultraderechista Marine Le Pen. 

En lo que se refiere a Estados Unidos, en las elecciones de 2016 no solo participaron el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, pues se registraron 9 independientes, Jill Stein y Evan Mcmullin fueron los que más consiguieron avanzar. Los requisitos para inscribirse en el proceso presidencial son más sencillos si se comparan con los de México: tener mínimo 30 años y llevar 15 años siendo ciudadano estadounidense; así como no estar afiliado a ningún partido político. El aspirante debe registrarse en cada uno de los 50 estados y Washington D.C.

  • Puede designar a un abogado para que lo registre ante las asambleas estatales y así poder  participar en la elección presidencial. 
  • Registrarse en la Comisión Federal Electoral para recibir donativos. 
  • Juntar cerca de 880 mil firmas en todo el país. 

En México la burocracia es mayor, mientras los partidos políticos realizan un proceso interno para definir a sus candidatos; los aspirantes independientes enfrentan más obstáculos. El artículo 82 de la Constitución dice que para ser Presidente se requiere:

  • Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno goce de sus derechos, hijo de padre o madre mexicanos y haber residido en el país al menos durante veinte años.
  • Tener 35 años cumplidos al tiempo de la elección.
  • Haber residido en el país durante todo el año anterior al día de la elección. La ausencia del país hasta por 30 días, no interrumpe la residencia.
  • No pertenecer al estado eclesiástico ni ser ministro de algún culto.
  • No estar en servicio activo, en caso de pertenecer al Ejército, seis meses antes del día de la elección.
  • No ser secretario o subsecretario de Estado, Fiscal General de la República, ni titular del poder ejecutivo de alguna entidad federativa, a menos de que se separe de su puesto seis meses antes del día de la elección. 

A esto se le suma lo que dictan las leyes electorales: tras la convocatoria del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, el aspirante independiente debe presentar una petición formal por escrito ante el Secretario Ejecutivo del Instituto.

  • Formar una Asociación Civil con estatutos dictados por el INE.
  • Acreditar alta ante el SAT y abrir una cuenta bancaria para recibir financiamiento.
  • Recolectar 850,000 firmas de electores en 120 días, en por lo menos 17 estados del país, las cuales corresponden al 1 por ciento de la lista nominal, que actualmente es de 85 millones de personas.


Kumamoto y El Bronco

Llama la atención que en un inicio los independientes surgidos en México eran ajenos a los partidos y sus vicios. Sin embargo, hoy muchos de estos candidatos tienen un pasado partidista, renuncian los institutos cuando no los postulan para ocupar algún cargo de elección popular. 

En 2015 Pedro Kumamoto se convirtió en el primer diputado independiente del Congreso de Jalisco, al que cientos de ciudadanos decidieron apoyar porque no sintieron empatía con los partidos tradicionales como el PRI, PAN y PRD; tampoco se sintieron representados por Morena, PVEM o Movimiento Ciudadano. 

Mientras Kumamoto representa a una nueva generación de la clase política, existen casos como el de Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, quien al no lograr que el PRI lo designara candidato a la gubernatura de Nuevo León renunció al partido y halló en el camino independiente la ruta para acceder al poder. Así Rodríguez Calderón se convirtió en el primer gobernador independiente del país y no se descarta que participe en las elecciones presidenciales de 2018. 

 

Otros independientes 

El senador Armando Ríos Piter es otro de los que renunció a un partido político para construir un proyecto ciudadano, que le permita pelear por la Presidencia de la República. “El Jaguar”, como es conocido, dejó las filas del PRD, donde más de uno quiere llegar a Los Pinos, para alistar una estrategia que le permita participar en los comicios presidenciales del próximo año. 

Por lo pronto, el excanciller Jorge Castañeda, que también quería ser presidente, ya declinó a sus aspiraciones para sumarse al proyecto de Ríos Piter. 

rios_piter_notas3090517.jpg

Pedro Ferriz de Con dejó su faceta como periodista para dedicarse de lleno a la política, lleva más de un año ofreciendo conferencias y participando en foros para hablar de sus aspiraciones presidenciales. En diversas ocasiones Ferriz de Con ha señalado que “ya es hora de que los mexicanos vean otras opciones políticas a las que han tenido históricamente”. 

Finalmente está Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, quien ganó las elecciones locales de 2012 de la mano del PRD. Actualmente construye su plataforma de cara a las elecciones de 2018, todavía no sabe si lo hará bajo la bandera de algún partido político o por la vía independiente, considerando el éxito que tuvieron Pedro Kumamoto y Jaime Rodríguez Calderón hace dos años. 

Mancera Espinosa jamás ha militado en algún instituto político; sin embargo tiene mucha influencia en algunas corrientes perredistas como Vanguardia Progresista, por lo que sería el menos independiente de los candidatos independientes. 

Sin tiempo, presidenciables con cargo deben dejarlo en 6 meses