Elecciones 2018
solalinde_notas16250417.jpg
FOTO: ILSE HUESCA /CUARTOSCURO.COM

Activismo de Solalinde en Morena cruza límites de la ley

Mar 25 Abril 2017 15:27

En marzo pasado el obispo de Cuernavaca, Morelos, Ramón Castro recibió una advertencia de la Secretaría de Gobernación, estuvo a punto de ser sancionado por su injerencia en los asuntos políticos de la entidad, algo que prohíbe la Constitución. Sin embargo, Gobernación poco dice sobre el caso del sacerdote Alejandro Solalinde, quien en pleno auge de las campañas electorales en cuatro estados formó una alianza con un líder político.

¿Qué hizo Ramón Castro?: el obispo de Cuernavaca convocó a integrar un frente contra el gobernador Graco Ramírez, en el que participan legisladores de oposición y el rector de Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera.

¿Qué dice la ley?: de acuerdo con el artículo 130 de la Constitución, que establece la separación del Estado y las iglesias, queda prohibido el activismo político a los ministros de culto. 

Ante esto, quien parece haber cruzado los límites de las leyes, es el padre Solalinde porque en octubre de 2016 conformó el consejo ciudadano de contraloría social y ética con Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, con el que cazan políticos corruptos. 

Tal parece que el consejo ciudadano de contraloría social y ética ya entró en funciones, porque ahora Solalinde anunció que está a punto de revelar los nombres de los militantes de Morena, que son sospechosos de corrupción. 



En el marco del proceso electoral para renovar las gubernaturas en el Estado de México, Coahuila y Nayarit; así como 212 alcaldías en Veracruz, Alejandro Solalinde va más allá de una simple crítica a los partidos políticos:

En la antesala de la elección presidencial de 2018, el sacerdote declaró que respaldará a López Obrador, apoyo que más bien parece un exhorto al voto ciudadano: 

En el momento en que México necesitaba el cambio en 2000, el PAN no lo pudo hacer. Al sexenio siguiente vimos un México ensangrentado y el partido se corrompió. El PRI es lo peor que nos ha pasado en la política de México… Ahora tenemos que buscar ese cambio pero desde la sociedad civil; yo no apuesto, yo no creo que Morena y AMLO sean los mesías, pero sí sé que es lo último que nos falta para probar antes de que este país estalle

Son tres las instancias de la Secretaría de Gobernación, las encargadas de revisar la injerencia de los ministros de culto en la vida política: la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos, la Unidad Jurídica y el área de Derechos Humanos, hasta el momento ninguna se ha pronunciado sobre el activismo político de Alejandro Solalinde.