CDMX
agua1200_notas14070318.jpg
Proceso electoral CDMX en riesgo si manipulan uso de agua
Mié 07 Marzo 2018 20:59

Como si algo le hiciera falta al complejo ambiente electoral de Ciudad de México, previo a las campañas formales, se anuncia que detrás de los cortes de agua en diversas áreas hay una intencionalidad política. Con las reservas del caso, el asunto se presta a diversas lecturas, desde la perversidad de un plan de esas dimensiones, hasta los riesgos que implica para la gobernabilidad de una zona tan densamente poblada como el Valle de México.

Fue Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno, quien “destapó” esta situación. En un comunicado informó que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México detectó cierres de válvulas de agua potable en 50 puntos. Se advirtió que quienes sean sorprendidos manipulando válvulas serán remitidos a las autoridades para proceder en consecuencia.


En un reciente artículo en La Crónica de Hoy, Isaac Pilatowsky Figueroa, investigador del Instituto de Energías Renovables (IER), de la UNAM advirtió que México está estresado hídricamente y seguimos sin valorar el recurso; si bien está lejana la visión apocalíptica de que algunas ciudades mexicanas se quedarán sin agua en poco tiempo, el investigador considera que sí se deben tomar medidas para garantizar una distribución equitativa y eficiente.

El Valle de México, como el área metropolitana con mayor densidad de población, no tiene resuelto por completo su abasto de agua: la zona oriente padece desde hace décadas escasez de continua a crónica. Promesa de campaña recurrente es que se resolverá ese problema, pero pasan los procesos electorales y habitantes de delegaciones como Iztapalapa simplemente no ven soluciones concretas y de largo plazo.


Desde el año pasado fue notorio el incremento de protestas de colonos y vecinos quienes aseguraban que desde hace semanas no contaban con suministro; algunas zonas ya era “costumbre” no tenerlo o era escaso, pero sorprendía que la situación se replicaba en otras donde el asunto no era usual.


El simple cruce de las delegaciones donde se reporta el cierre intencional de válvulas, con el partido que hoy las gobierna puede sugerir “los motivos políticos” detrás de esa acción:

- Venustiano Carranza: PRD

- Iztapalapa: PRD

- Azcapotzalco: Morena

- Iztacalco: PRD

- Coyoacán: PRD

- Benito Juárez: PAN

Además, en su conjunto tienen más del 50 por ciento del padrón electoral de la capital; su influencia económica, comercial y de vialidades primarias es innegable. De ser cierta la versión, por supuesto que la intención es generar molestia entre el eventual electorado con sus autoridades delegacionales, así como con el gobierno central, lo que derivaría en un “voto de castigo”. Hay una oposición que resultaría beneficiada de lograr por lo menos una de esas demarcaciones en la próxima jornada del 1 de julio.


En todo esto hay riesgos de considerable nivel para la gobernabilidad de la metrópoli. Un tema por demás sensible para la población que podría derivar en situaciones de violencia y choque social; una autoridad que tendría que probar la intencionalidad y dar con los responsables. Adoptando el lugar común, un río revuelto donde no todos los pescadores saldrían beneficiados.

Si se trata de defender CDMX no estamos agazapados: Mancera