Estados
ochoa_puente_castro1200notas9090318.jpg

Alianza PRI-PVEM-Panal solo sobrevive en 2 de 9 estados

Vie 09 Marzo 2018 14:55

alianzas_rotas_pri

La alianza PRI-PVEM-Panal que impulsa a José Antonio Meade para la Presidencia de la República, solo se replicó en dos de nueve estados que renovarán sus gubernaturas el próximo 1 de julio. El rompimiento del PRI con sus aliados en los estados, se dio en un momento clave, cuando las encuestas revelaron una caída del partido y la dificultad de que pueda ganar gubernaturas. En tanto, el Partido Verde y el Partido Nueva Alianza se acercaron a la oposición en algunas entidades.  


Estados donde sí habrá alianza tripartita

PRI, PVEM y Panal concretaron su alianza electoral en Yucatán y Chiapas, en este último con muchos conflictos entre las dirigencias estatales. La situación tuvo tal impacto que verdes y turquesas decidieron competir con candidatos propios en otras entidades.

La ruptura del Verde con los priistas comenzó en Chiapas, su principal bastión, donde durante meses hubo jaloneo con el tricolor por la candidatura a gobernador. El PVEM y el Panal acusaron al PRI de imponer a Roberto Albores Gleason. Los dos partidos, junto con otras fuerzas políticas locales intentaron salir de la alianza; sin embargo, el PRI interpuso varios recursos y el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) resolvió que el convenio seguía vigente.

Conviene señalar que antes de que el IEPC resolviera el caso, los del Verde abrieron diálogo con PAN, PRD y MC, partidos que integran el “Frente”, para analizar la posibilidad de ir juntos, cosa que ya no se podrá realizar. El PRI estuvo en riesgo de perder un millón de votos.



¿Dónde se rompió?

El conflicto en Chiapas provocó, que tanto el PVEM como el Panal rompieran la alianza con el PRI en otros estados que elegirán gobernador. Los del Verde mantuvieron el convenio con los priistas en Veracruz, pero Nueva Alianza se bajó. Lo mismo ocurrió en Morelos, donde el partido de los maestros se separó del tricolor, el PVEM desde un inicio dijo que no entraría. Acusaron que el PRI impuso a Jorge Meade Ocaranza para la gubernatura, e hizo a un lado a otros aspirantes.

"No fue posible construir el consenso con el PRI de Morelos, no fue posible establecer un método de diálogo para la postulación de la candidatura. El PRI estatal no cumplió, y el PRI nacional no pudo coordinar el esfuerzo con el PRI estatal para que pudiéramos mantener la alianza”, declaró Luis Castro, líder nacional del partido turquesa.


En Ciudad de México, el PVEM y Panal decidieron competir con candidatos propios por la Jefatura de Gobierno. La virtual candidata de Nueva Alianza a la Jefatura de Gobierno es Purificación Carpinteyro; y el Verde busca abanderado o abanderada. Además el PVEM negocia con el “Frente” para ir juntos por algunas alcaldías y diputaciones.

“Independientemente de no hayamos llegado a una alianza con ellos, tiene que ver más con que el tema de que el partido (PVEM) está buscando posicionar candidatos propios que nos ayuden a incrementar la votación en Ciudad de México”, declaró el líder local del Partido Verde, Carlos Madrazo.


En Jalisco, el Panal busca votos que le garanticen el registro estatal; y el PVEM va con un candidato propio, se trata de Salvador Cosío Gaona. Por otra parte, PVEM y Panal no respaldaron la candidatura a gobernador del priista Enrique Doger en Puebla.

Finalmente, las dirigencias nacionales del PVEM y Panal rompieron la alianza con PRI en Guanajuato y Tabasco. Uno de los motivos es que no hubo consensos en el reparto de candidaturas para alcaldías y diputaciones locales.   




PRI, el más afectado

La alianza con el PVEM y Panal permitió que el PRI ganara la gubernatura de Estado de México en 2017, los votos que esos partidos pequeños le aportaron hicieron que superara por una mínima diferencia a Morena. Cabe señalar, que en medio del conflicto en Chiapas estaban en juego un millón de votos para la elección federal, perderlos habría afectado directamente al PRI.

De acuerdo con información del portal Sinembargo.mx, datos del Instituto Nacional Electoral (INE) revelan que el PVEM tiene 308 mil 224 militantes, los cuales representan 0.35% del Padrón Electoral nacional, y el Panal, 657 mil 864 afiliados; es decir 0.75% del padrón.

Quedarse sin aliados en siete de las nueve entidades que elegirán gobernador, divide más el voto y le resta fuerza al PRI. Solo basta con mirar las encuestas, por ejemplo, las que realizó la empresa Massive Caller entre el 22 y el 28 de febrero en los nueve estados, en ninguna le dan ventaja al PRI. Al contrario, perfilan que Morena ganaría en seis entidades el PAN en dos triunfos, y MC en una.

Con información de El Financiero y Proceso. 

Suma del PVEM y NA a ‘Frente’ CDMX quitaría alcaldías a Morena