Meade mueve las aguas, lo ven cerca de 2018 o Banxico

Elecciones 2018

meade_notas21300617.jpg

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Político MX

Vie 30 Junio 2017 19:13

Mientras los caminos se alinean en los partidos rumbo a sus contiendas internas para definir la candidatura 2018, en la narrativa de esa elección presidencial se cuenta aparte la historia de José Antonio Meade. Para el actual secretario de Hacienda, según expertos, columnistas y la propia coyuntura nacional solo tiene dos caminos: la gubernatura del Banco de México o ser el aspirante presidencial 2018 por algún partido.

Meade tiene de por sí una trayectoria atípica: secretario de Estado en dos sexenios gobernados por partidos diferentes en las carteras clave para entender a la administración federal en lo económico (SHCP), lo social (Sedesol) y en la mirada hacia el exterior (SRE).

Eso no pasa desapercibido para la prensa internacional que ya lo ve con ojos distintos, a la luz de lo que pasa con la economía y su interés más activo en la política. Observan “sus virtudes” frente a otros casos de escándalo dentro del PRI.

Sin salidas abruptas, con los menores “negativos” posibles y una imagen pública también poco común de tecnócrata trabajador, católico devoto y hombre de familia, alejado de lujos y excesos comunes a la clase política.

Por ello mismo, advierten algunos conocedores del medio político, se expone al “bautizo de fuego” como el que le dio en redes sociales Andrés Manuel López Obrador al “destaparlo” para 2018 y así tenerlo en la mira como uno de sus principales contendientes.

Solo el tabasqueño, de acuerdo a su carácter, estilo y antecedentes, lanzaría a alguien como Meade Kuribreña a la hoguera de calificarlo como “integrante de la mafia del poder” con la connotación negativa que esto otorga.

Para evitar este desgaste en lo político y en lo personal, bien puede seguir el otro camino que aquí en Político.mx le hemos reportado sobre el actual titular de Hacienda: ser el nuevo gobernador del Banco de México ante la próxima salida de Agustín Carstens, con todo lo que esto implica.

Ambos caminos, la candidatura presidencial o la gubernatura de Banxico, implica poner en marcha ciertos caminos legales. En el primer caso, modificar los candados a los estatutos del PRI para permitir que sea su aspirante a pesar de no tener 10 años de militancia o haber sido electo a algún cargo; en la segunda posibilidad, sumarse a la institución financiera como miembro de la Junta Directiva, lo que necesariamente pasa por el Senado.

En la historia reciente pocos personajes de la política mexicana pueden presumir “disyuntivas” de ese calibre para su futuro profesional a mediano plazo. José Antonio Meade encaja en ese retrato y dependerá de él cómo termina de construirlo en el siguiente semestre.

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado