Elecciones 2018
pes_morena_panal_notas1291117.jpg

Morena se acerca al PES y Panal, analizan aliarse en 2018

Mié 29 Noviembre 2017 18:55

Liderazgos en Morena sorprenden con la idea de sumar a su causa a Nueva Alianza y al Partido Encuentro Social; una idea impensable hasta hace unas cuantas semanas, pero que hoy está a dos pasos de realizarse. Tras la postulación de Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial, la siguiente nota a destacar será los dos aliados que lo acompañan en 2018; esto vuelve a encender la discusión sobre los partidos pequeños.

Las alianzas improbables entre partidos es otro de los temas “sorpresa” en la narrativa de esta elección. Si se pensaba que el tema del Frente de PAN, PRD y MC ya era de destacar, ahora una liga Morena-Encuentro Social-Nueva Alianza levanta cejas, suspicacias y  cierto optimismo. Sin duda el origen y el pasado inmediato pesan en estos momento.

Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, confirma las pláticas que se tienen con el Partido Encuentro Social (PES) y aunque un poco más lejanas con Nueva Alianza. Reconoce que ella no tiene la última palabra, “eso le corresponde al licenciado López Obrador, pero puedo decir que sí hemos estado trabajando juntos y que lo vemos con muy buenos ojos".


Cada caso es distinto y genera diversas reflexiones. Primero revisemos Encuentro Social; López Obrador estaría interesado en la coalición por las simpatías que puede generar entre los votantes conservadores. Desde su creación, al PES se le catalogó como un grupo de ciudadanos identificados con el protestantismo; su presidente Hugo Eric Flores Cervantes, en 2006, tuvo una alianza con Felipe Calderón.

Según encuestas, ese partido tiene fuerte presencia en Hidalgo -donde ha sido vinculado al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y otros liderazgos locales-, así como en Morelos, Guanajuato, Jalisco, Ciudad de México y Baja California. Por ello es al menos curioso que López Obrador acepte unirse con alguien que estuvo con su acérrimo enemigo y que también guarde nexos con un funcionario del actual gobierno.


En cuanto a Nueva Alianza trascendió que su dirigente nacional Luis Castro ha mostrado resistencias a una alianza debido a la cercanía de Morena con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Al respecto Polevnsky ofreció delinear una estrategia para "matizar" el respaldo del magisterio disidente, a fin de que el apoyo del Panal no “contraste” con el apoyo que otorga al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Ahí sí habría que reconocer, que López Obrador estaría “con Dios y con el Diablo” al tener un nexo con el magisterio oficial y el disidente. Hasta donde revelan las fuentes cercanas, "Castro no le ha dado un no definitivo a la alianza con Morena".


Por lo pronto, Morena y López Obrador hacen lo necesario para contar con el apoyo de 1 a 3 puntos porcentuales que este tipo de fuerzas políticas pueden aportar en cada elección y que a final de cuentas pueden hacer la diferencia. Ese es uno de lo posibles escenarios para 2018.

Morena tendrá política de alianzas abiertas, asegura AMLO