Elecciones 2018
cen_pan_notas13091017.jpg
cuartoscuro

PAN y Anaya con varias guerras abiertas que los debilita en 2018

Lun 09 Octubre 2017 15:00

Gráfico Anaya problemas PAN

El PAN está en crisis, no hay otro diagnóstico político en este momento, la renuncia de Margarita Zavala al partido agudizó la división interna. Además de que los escándalos del presunto enriquecimiento ilícito de Ricardo Anaya y su familia; la fractura en la bancada panista en el Senado y la guerra con el PRI en el Congreso, también debilitan al PAN rumbo a las elecciones de 2018. A esto se suma la insistencia de Anaya Cortés para conformar el Frente Ciudadano por México con el PRD y Movimiento Ciudadano, lo cual fue otro factor de ruptura en el panismo.  



Zavala vs. Anaya

La ex primera dama, Margarita Zavala, culpó directamente al dirigente del PAN, Ricardo Anaya, de su renuncia al partido, luego de que este se negara a definir el método para seleccionar al candidato a la Presidencia de la República.

Una hora antes de la renuncia de Margarita, Ricardo Anaya publicó un video y mensajes en sus redes sociales en los que le pedía que reconsiderara su decisión, que dialogaran y ella respondió: “Llevo dos años buscando diálogo. La división del PAN es tu responsabilidad”.


Aquí hay dos lecturas, la primera es:

Que Anaya apostó por retrasar el método de selección del candidato presidencial para dejar a Zavala sin posibilidades en la contienda, pues se le estaba agotando el tiempo para registrarse como independiente. Sin oportunidad de ser independiente, Anaya tampoco le daría oportunidad de ser candidata del Frente Ciudadano por México, que integró con el PRD y Movimiento Ciudadano, esa plataforma la había construido para él, pese a que sigue sin admitir públicamente sus aspiraciones presidenciales para 2018.

El argumento del grupo de Anaya era que no existían condiciones para realizar una elección abierta a la ciudadanía, porque el PRI podría contaminar el proceso. La realidad es que una consulta abierta beneficiaba a Margarita, quien es puntera en las encuestas, y lo perjudicaba a él.

Zavala y Anaya dialogan sobre el proceso interno del PAN rumbo a 2018


-La otra lectura, es que anticipando el plan de Anaya, Margarita empezó a ejercer presión mediática para golpear al dirigente panista, así en la opinión pública la percepción sería que él sometió al partido a sus intereses, que lo manipuló hasta que lo fracturó.

“Yo solo quería la certeza del método para definir al candidato presidencial... Ricardo Anaya me dijo muy claro: 'no va a haber proceso interno en el PAN porque hay Frente’... Comprendí que él se quedaría con la candidatura y yo tenía que buscar otra ruta”, dijo Zavala el día que salió de Acción Nacional, el partido donde militó por 33 años.



¿Cuántos panistas se podría llevar Margarita? Hasta el momento solo uno, se trata del exdirector de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo, afín al grupo de Zavala y su esposo Felipe Calderón, quien ya entregó su carta renuncia a la dirigencia nacional del PAN. Por su parte, el expresidente de México emprendió una guerra en redes sociales contra Anaya Cortés, lo acusó de usar los recursos del partido para promover su imagen en internet. Además de que cinco exgobernadores panistas le manifestaron su apoyo a Zavala Gómez del Campo.


Calderonistas y rebeldes aprovechan salida Zavala

Margarita Zavala se fue pero su grupo sigue agitando las aguas del PAN, además senadores que se oponen a Anaya se subieron a la ola para atacarlo políticamente. Ernesto Cordero, Roberto Gil y Javier Lozano aseguraron que no saldrán del partido: "No se la vamos a dejar tan fácil a Ricardo Anaya".


Gráfico division PAN anaya cordero gil


El pleito entre los rebeldes y Anaya, va más allá de Margarita, la disputa es por el control de la bancada del PAN en el Senado. Cabe recordar, que al inicio del periodo ordinario de sesiones Anaya le declaró la guerra al PRI y acusó a Lozano, Cordero y Gil de traición, de ser cómplices del tricolor para imponer al procurador Raúl Cervantes en la nueva Fiscalía General. Luego de esto, los anayistas abrieron un proceso para tratar de expulsar a los rebeldes del partido y hasta les quitaron la presidencia de algunas comisiones en la Cámara Alta.


Algo innegable es que el PRI impulsó a Ernesto Cordero para que se convirtiera en el presidente de la Mesa Directiva del Senado. Además de que Gil, Lozano y Cordero tienen cierta cercanía con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien puede ser el candidato presidencial del PRI. Para empezar Cordero y Meade fueron compañeros en su época estudiantil en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), también coincidieron en el gabinete de Felipe Calderón, donde fueron secretarios de Estado. Mientras que Lozano y Gil también colaboraron en el gobierno calderonista junto a Meade.


El Frente y el riesgo del colapso

Pero los rebeldes le critican algo más a Anaya, y es que haya decidido hacer alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano, partidos de ideología contraria a la panista. Mientras los perredistas están a favor del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, el PAN rechaza esas políticas. De hecho, el Frente se trasladó al Congreso de la Unión con una agenda legislativa común, que según los rebeldes, dejó fuera las iniciativas prioritarias para el PAN como la Ley de Seguridad Interior.

Al enterarse, 11 gobernadores panistas le exigieron a Anaya que incluyera la Ley de Seguridad Interior en la agenda, pues ellos querían que las fuerzas federales se quedaran a vigilar sus estados, sobre todo aquellos afectados por la operación de cárteles del narcotráfico.

Por cierto, que los otros líderes del Frente, Alejandra Barrales, del PRD; y Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, no pelean por la candidatura presidencial, sino por el resto de los espacios en los estados. En 2018 también se renovarán 9 gubernaturas, municipios y el Congreso de la Unión, por lo que perredistas y emecistas quieren llevar mano en el reparto de esas candidaturas. Sin embargo, los calderonistas pelearán para quedarse con el mayor número, lo que podría dificultar la relación de Anaya con el Frente.


El tema de la corrupción

Otro punto que puede afectar y debilitar al PAN rumbo a 2018, son los escándalos en torno al patrimonio de Ricardo Anaya y su familia, que de acuerdo con información de El Universal, presuntamente aprovecharon los cargos públicos del panista para obtener propiedades y beneficios económicos. Él rechazó las acusaciones y culpó al PRI y al Gobierno Federal de orquestar todo para confundir a la opinión pública, pues Anaya ha sido uno de los principales promotores del combate a la corrupción.

A eso se suman los casos de los exgobernadores panistas, Guillermo Padrés, de Sonora; y Luis Armando Reynoso Femat, de Aguascalientes. El primero está detenido y enfrenta un juicio por supuesto lavado de dinero y fraude. El segundo fue declarado culpable de peculado y uso indebido del ejercicio público. El fallo derivó de las irregularidades en la compra de un tomógrafo, con valor de 13.8 millones de pesos, que nunca se encontró en hospitales públicos del estado, pero el pagó una fianza de 12 millones para salir libre.

padres_notas10040817.jpg

No hay que olvidar que el PAN también se está quedando flaco por la pérdida militantes. Hace unos meses el partido depuró su padrón de militantes, pero el Instituto Nacional Electoral le rasuró a 34 mil. Los calderonistas impugnaron el proceso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación porque la dirigencia sigue contando a esos 34 mil que el INE le quitó por irregularidades.

Zavala renuncia al PAN, buscará candidatura independiente