Presidencial
amlo_norte_notas17160118.jpg

AMLO apuesta a zona desconocida: ganar 2018 por el norte

Mar 16 Enero 2018 18:46

Pocos reparan en la verdadera noticia detrás de la designación de Tatiana Clouthier y Alfonso Romo en el equipo de Andrés Manuel López Obrador: un cambio de estrategia con respecto a sus dos anteriores intentos de conseguir la presidencia. Ahora quiere llegar a ella vía el norte de la República.

Actualmente, Tatiana Clouthier es directora de Preparatoria de la Universidad Metropolitana de Monterrey, propiedad de Alfonso Romo Garza. Destaca que su carrera política ha sido más bien corta: fue diputada federal, votó en contra de su desafuero y tiene una amplia participación social, como en el organismo Evolución Mexicana A.C. del cual fue fundadora y consejera en 2009. La ONG promueve la participación ciudadana, la rendición de cuentas y la democracia.

Como hija del histórico candidato presidencial panista de 1988, Manuel J. Clouthier “Maquío”, se apuesta a que conoce mucho más el pulso de vivir y hacer política en la zona norte del país, la cual ha sido particularmente reacia a aceptar las posturas del tabasqueño.


A la hora de nombrar a Alfonso Romo como su contacto con empresarios y la sociedad civil, López Obrador aseguró que su movimiento repunta en el norte del país, “donde antes no tenía tanta aceptación”. En particular, comentó que en los últimos sondeos en Nuevo León se observa una ventaja de cinco puntos aunque a nivel nacional “el avance es de 15 puntos”.


Clouthier sabe al reto que se enfrenta, a vencer resistencias, una imagen política con “tintes negativos”. En entrevista con  Político.mx, subrayó que una de las tareas importantes será combatir la desinformación que se ha generado respecto al tres veces aspirante presidencial. Y si es posible agregar, enseñarle al propio tabasqueño las formas y las maneras para dar tranquilidad y mayor certeza a empresarios, políticos y habitantes de la región norte.


A final de cuentas, y tanto correligionarios como expertos deberán celebrarlo, alguien “abrió los ojos” a Andrés Manuel López Obrador que al menos en su coordinación de campaña y en sus enlaces debe hacer las cosas diferentes; incluso se puede pensar que a la hora buena de empezar el proselitismo oficial el 30 de marzo próximo veremos una estrategia  distinta, una manera de difundir su discurso de manera diferente, apostando a buscar nuevos sectores del electorado nacional.

Sobre todos aquellos que de alguna manera le han negado la victoria y que él omitió o evitó, confiado en su base más fiel. Parte fundamental de la narrativa de esta elección presidencial será conocer cuál es el camino que toma López Obrador rumbo al 1 de julio.

AMLO va por 17.5 millones de votos este 2018: Clouthier