Presidencial
amlo_romo_bb280218.jpg
Cuartoscuro

AMLO busca confianza de empresarios, 'Napo' es un obstáculo

Mié 28 Febrero 2018 16:01

En este periodo de intercampañas Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato de Morena a la Presidencia, está concentrado en el sector empresarial. En las últimas dos semanas el tabasqueño y su equipo han sostenido encuentros privados con empresarios de todo el país para presentar su proyecto. Sin embargo, las reuniones no han tenido el éxito que López Obrador esperaba, han sido tensas, marcadas por el caso de Napoleón Gómez Urrutia.


‘Napo’ afecta proyecto de AMLO

El reto de López Obrador en este proceso electoral 2018 es convencer a la iniciativa privada de que “ya no es un peligro para México”, como aseguraban sus rivales, lo que que afectó su imagen en las elecciones de 2006 y lo persiguió hasta las de 2012. Pero en su intento por ganar la confianza de los empresarios, Andrés Manuel ha tenido serios tropiezos. La idea de incluir a Napoleón en la lista de candidatos plurinominales de Morena al Senado ha generado más dudas que confianza.

¿Quién es el ‘Napo’? Líder minero que fue señalado por un presunto desvío de 55 millones de dólares de un fideicomiso de los mineros de Cananea durante el sexenio de Felipe Calderón. Ante las críticas recibidas por postular a Gómez Urrutia al Senado, López Obrador respondió que le quitará la candidatura, si las autoridades le comprueban que cometió algún delito.

napoleon_gomez_urrutia_notas121217.jpg


En Quintana Roo, en Coahuila, en Nuevo León, en todos los estados que López Obrador sostiene encuentros con empresarios, insiste en defender a Napoleón y a otros personajes a los que “decidió absolver” de los escándalos y aceptarlos en Morena.

A los propios morenistas les intrigan los cálculos políticos de López Obrador sobre “Napo”, aunque él considera que será un activo para su campaña, la realidad es que hasta el momento el impacto ha sido negativo. El sector empresarial sigue mirando a López Obrador con cautela, sobre todo ahora que decidió rodearse de personajes que arrastran un historial sospechoso.

Basta con recordar que hace unos días, López Obrador hizo un llamado a Germán Larrea, director ejecutivo de Grupo México; a Alberto Bailléres, presidente del Grupo Bal, y al empresario Carlos Slim, para hacer un acuerdo con el objetivo de sacar adelante al país.

“Los convoco a que juntos, sin pleitos, sin rencores, se logre la unidad para sacar a nuestro querido México del atolladero en el que se ha metido, entonces necesitamos de la unidad”, dijo López Obrador. Ya pasaron 10 días y el tabasqueño sigue esperando una respuesta de los empresarios. 


El factor Romo

Precisamente para generar más cercanía y diálogo con la iniciativa privada, López Obrador puso al empresario Alfonso Romo, uno de sus principales asesores, cuya tarea es desvanecer los temores que existen sobre la posible llegada de Morena a la Presidencia. Sin embargo, Romo se ha quedado muy corto en su desempeño, ya que lejos de calmar ánimos y apagar incendios, solo ha logrado avivar el fuego.  

amlo_alfonso_romo_notas260218.jpg

Durante un encuentro con integrantes del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, Alfonso Romo no aclaró dudas solo generó más ruido alrededor de la candidatura de Napoleón Gómez Urrutia al Senado, incluso cometió el error de compararlo con el histórico presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela.

“Yo no avalo a Napoleón ni lo conozco. Lo único que puedo decir es que, así como Andrés Manuel fue ‘el peligro para México’ y ahora se retractan quienes lo castigaron, de Napoleón puedo decir que si me demuestran lo que dicen, yo me retracto públicamente… Y no lo quiero comparar con nadie, pero yo me acuerdo: ¿quién estuvo 30 años en la cárcel?, pues Mandela y luego fue Premio Nobel de la Paz”, lo que molestó a los presentes al evento.


Otro punto en contra de Alfonso Romo es que recientemente el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) publicó un reportaje donde habla de una supuesta manipulación y uso de información privilegiada para revender una compañía que le habría dejado dividendos multimillonarios.

Como lo hizo con Napoleón Gómez Urrutia, López Obrador también salió a defender a Alfonso Romo, dijo que es un empresario ejemplar y agregó que será su próximo jefe de Gabinete en caso de que gane las elecciones del próximo 1 de julio.

En su participación en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, López Obrador tuvo varios desaciertos que lo alejaron de Los Pinos, el caso Gómez Urrutia podría ser el primero del proceso electoral 2018.

Con información de Excélsior y Proceso. 

WSJ cuestiona transparencia empresarial de Romo, asesor de AMLO