Presidencial
amloepn1200_notas16050618.jpg

AMLO modera discurso sobre EPN en proceso 2018

Mar 05 Junio 2018 17:12

En el último año, Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la Presidencia, ha moderado su discurso sobre el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Pasó de acusarlo de orquestar un presunto fraude electoral en Estado de México a pedir que se le respalde para que “termine bien” su sexenio. Los detractores de AMLO interpretan sus nuevas declaraciones como un posible pacto de impunidad con Peña Nieto, pero más allá de lo que se diga para golpear políticamente al tabasqueño, conviene primero revisar la evolución su discurso en torno al priista en lo que va del proceso electoral que está en marcha con miras a renovar la Presidencia. 


Mayo, 2017

En el marco de las elecciones por la gubernatura de Estado de México, López Obrador acusó al presidente de operar políticamente para favorecer a su primo y candidato del PRI, Alfredo Del Mazo, y al mismo tiempo cerrar el camino de la morenista Delfina Gómez: “Nos hicieron llegar un documento amplio en donde se menciona cómo Peña Nieto está asignando tareas en cada una de las regiones del Estado de México a los secretarios y a los funcionarios del más alto nivel”.

“Ha dicho (Peña) que prefiere entregar la Presidencia, pero no el gobierno de Estado de México, así que imagínense lo que están tramando”, aseguró López Obrador.

Septiembre, 2017

En septiembre del año pasado el arranque del proceso electoral presidencial se vio opacado por los sismos que afectaron a Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, Morelos, Puebla y Estado de México. López Obrador usó el tema para criticar a Peña Nieto y pedir la cancelación de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM), una de sus principales propuestas de campaña, con el objetivo de que dichos recursos se usaran en la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos. 

"Se me hace poco (38 mil millones de pesos) porque hay que construir miles de viviendas… Creo que es poco lo que se está destinando para este propósito. Va a costar más… Lo primero que haríamos, de triunfar, entre otras cosas, es hablar con Peña al día siguiente de asumir la administración para pedirle que se inicie la cancelación de la obra y el terreno se le entregue al Ejército a cambio del de Santa Lucía. Lo que ya está construido que se utilice para instalaciones del Ejército para el nuevo aeropuerto militar, así no se desperdicia lo que ya se invirtió".



Enero, 2018

Andrés Manuel ironizó con un medicamento que él mismo toma para controlar la presión arterial y se lo recetó al presidente Enrique Peña Nieto

 “Amlodipino” para los nervios por los comicios de julio próximo. “Si se le sube la presión, esta medicina es buena;  además ayuda a curar el mal de ojo y otras molestias”, comentó. 

2018, cambia gradualmente el tono 

Pero conforme avanza el proceso el tono de las declaraciones de López Obrador sobre el mandatario ha ido cambiando. De enero a lo que va de junio ya hubo ocasiones en las que pareció que el morenista le hizo guiños a Peña Nieto, pasó de cuestionarlo por formar parte, de lo que él llama, “la mafia del poder” a empezar reconocerlo tras señalar que no intervendrá en la elección presidencial.

"Claro que sí, nos importa mucho que se repare el voto, nos importa mucho que no haya fraude… Entonces, si una autoridad se compromete a hacer valer la democracia merece respeto, merece reconocimiento”.


López Obrador aseguró que en caso de ganar la Presidencia no investigará la gestión de Peña: “Yo no (enjuiciaría Peña Nieto), pero vean el mensaje del PRI, es lo que están pidiendo. El presidente de la República, independientemente de actuar bajo la Constitución y las leyes, es un dirigente político, y políticamente les puedo decir que no va a haber persecución, no es mi fuerte la venganza”. 

En los últimos días, López Obrador también pidió respaldar a Peña Nieto para que “termine bien” su sexenio y se garantice una transición de poderes en calma y transparente. 


Despierta sospechas en el PAN

Jorge Castañeda, coordinador de Estrategia de la campaña del candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, aseguró que hay un "pacto de impunidad" entre Enrique Peña Nieto y López Obrador.

“El pacto de impunidad de esta vez le permite a López Obrador evitar eso al lograr que Peña Nieto no orqueste la unidad de todos los poderes fácticos en contra de López Obrador… ¿Qué recibe Peña Nieto a cambio? La libertad para él y para su familia, la garantía (que puede o no cumplirse) de que Andrés Manuel no lo va a perseguir”.  


Ante esto, cualquier guiño entre los actores políticos será interpretado, según los intereses de cada candidato y de cada partido, para atacarse. Cabe recordar que el año pasado se habló de un pacto entre el PRI y el PAN para evitar un triunfo de Morena en Estado de México

Sin embargo, llama la atención que en este proceso AMLO ha sorprendido por modificar sus discursos sobre Peña, pero también sobre Elba Esther Gordillo, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Además dejó de cuestionar y “perdonó” a otros políticos a los que criticaba y ahora colaboran con Morena, su partido, como los expanistas Gabriela Cuevas o Germán Martínez.

Rechaza AMLO que busque pacto con EPN para ganar la elección