Anaya mantiene unido al PAN salvo con Calderón y Moreno Valle

Presidencial

anaya1200_notas2911217.jpg

Político MX

Lun 11 Diciembre 2017 19:13

Ricardo Anaya logró lo que muy pocos personajes han conseguido a lo largo de casi 8 décadas de Acción Nacional: concretar su postulación como aspirante presidencial sin que se oyeran grandes voces opositoras. Lo que observamos en el segundo fin de semana de diciembre de 2017 fue resultado de dos años de gestión partidista donde controló prácticamente todos los hilos del organismo; o al menos eso nos quiere vender.

Casi en el sigilo, este lunes Anaya se registró como precandidato a la Presidencia de la República; la reunión en la sede nacional fue privada donde estuvo presente el Comité Ejecutivo Nacional, encabezado por nuevo líder blanquiazul, Damián Zepeda. No solo llama la atención lo “minimalista” del acto, sino que no hubo figuras centrales del partido para respaldarlo.


Es un contraste sin duda con el acto festivo que un día antes realizó en el salón Olmeca del World Trade Center, en la Ciudad de México, donde se proyectó, no solo como el candidato del PAN, sino de la alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano (MC), cuyas cúpulas concurrieron al acto en su honor.

La presencia de liderazgos e integrantes destacados del blanquiazul dijo mucho de los aliados que tiene Anaya; por lo mismo las ausencias reflejaron los huecos que su dirigencia no ha podido llenar. Le hicieron un absoluto vacío la mayoría de los panistas poblanos, principalmente los ligados a Rafael Moreno Valle; de los 12 gobernadores panistas, el único y gran ausente fue el actual gobernador, Antonio Gali.

En su discurso, también hizo evidente la fisura. En la presentación de la alianza, Anaya ni siquiera mencionó a Moreno Valle en los agradecimientos; solo en la entrevista posterior dijo que es un cuadro importante: “tengo excelente comunicación con Rafael Moreno Valle, estoy seguro que jugará un papel fundamental en el próximo proceso electoral”.


Para lo que algunos consideran “el agandalle” de Anaya en el partido, también habría que poner sobre la mesa la actitud silente de los otros aspirantes. Juan Carlos Romero Hicks y Luis Ernesto Derbez dan la impresión de estar en la disyuntiva de convalidar la elección interna con su derrota segura o sirven de comparsas a Anaya. Desde antes Ernesto Ruffo, por otras razones, ya lo descartó.

Con quienes el abismo es más que evidente es con los expresidentes. Anaya solo dedicó frases de reproche y críticas tanto para Vicente Fox como para Felipe Calderón resumidas en un concepto: con ellos “quedó intacto el pacto de impunidad” con los priistas. Para rematar los tuits de Calderón.


Pero al parecer esos personajes no tienen grupos de peso o al menos no se han manifestado; o el mensaje de unidad en torno a su eventual candidato es ya prioritario para demostrar que se tiene la misma fortaleza que en el PRI: o la temporada de reparto de candidaturas y posiciones (hoy limitadas por la negociación con la coalición) también es un candado considerable para la disidencia. En el 2018 se cobrarán las facturas de lo que ahora ocurre en Acción Nacional.

Te puede interesar:
A Ricardo Anaya le dio miedo competir, asegura Ernesto Cordero

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado