Presidencial
anayabachos1200_notas9140318.jpg
FOTO: Isaac Esquivel /Cuartoscuro.com Anaya y los baches que no le dejan avanzar en la campaña
Jue 14 Junio 2018 18:58

Una gran página de la historia de la elección presidencial 2018 se ha construido en torno a qué le sucedió a la campaña de Ricardo Anaya, frente a los escándalos desatados sobre su supuestas actividades ilícitas en la compra-venta de propiedades. Aunque se aplicó una estrategia de control de daños, no parece haber resultado del todo y su techo de posibles electores no creció como para siquiera amenazar al puntero.

Parece lejana la conferencia donde dos empleados del empresario Manuel Barreiro revelaron los complicados manejos para intercambiar una nave industrial en Querétaro que le habrían dejado a Anaya Cortés 44 millones de pesos en ganancias. El asunto por más que él lo explicó y lo difundió por redes sociales no parece haberse disipado; a la distancia tampoco se ve que su presencia en las oficinas de la PGR haya hecho algo significativo por su causa.


De hecho en los debates presidenciales fue una asignatura pendiente por aclarar y sus rivales sabían que podían usar esos “misiles” en su contra. Andrés Manuel López Obrador lo tuvo en mente cuando en el segundo encuentro reaccionó “con temor” mientras Anaya se le acercaba y dijo que tendría que cuidar su cartera; más allá de las críticas, el tabasqueño dio el golpe maestro a la fama del candidato del Frente cuando lo bautizó como “Ricky Riquín Canallín”.


La estrategia posdebate de Anaya para declararse como el ganador le alcanzó para muy poco tiempo, pero lo peor es que no se vio reflejada prácticamente en ninguna encuesta. Como lo ha registrado Político.mx, su franja de preferencias de voto se ubica entre el 20-21 por ciento; incluso en algunos sondeos ya colocan en un empate técnico a José Antonio Meade. El objetivo de alcanzar al puntero, algunos lo ven a estas alturas como una misión prácticamente “imposible”.

Poll of polls de politico junio 14


Entonces ocurre el segundo gran bache para la campaña de Anaya: el video que muestra a Juan Barreiro, hermano de Manuel, detallando un supuesto esquema facilitado por el ahora candidato que le habría permitido beneficiarse con información privilegiada del gobierno de Querétaro para presuntamente comprar propiedades de manera ventajosa, y luego “manejar” los recursos con empresas fantasma.

De nuevo se estableció la sombra de las dudas sobre el verdadero perfil honesto y transparente que pregona el exlíder panista. “A usted, presidente Enrique Peña Nieto, lo responsabilizo de mi seguridad y la de mi familia. No me va a doblar”, fue su respuesta la que se vio de nueva cuenta reflejado en el último debate al insistir, que tanto el mandatario como el propio Meade, enfrentarían la justicia. Ni qué decir que en ese encuentro Anaya estuvo “cercado” por la amenaza de la otra parte de las conversaciones de Juan Barreiro con la empresaria, publicada solo 15 minutos antes.


Así llega Anaya al final de su campaña: con el optimismo de que puede quedarse con el segundo lugar, pero con un aroma de frustración de que las supuestas acusaciones “dinamitaron” sus intenciones de ser la opción de cambio inteligente. Como en cada historia, hay otra visión que aún desconocemos pero que tarde que temprano saldrá a la luz para saber quién estuvo detrás de estas acciones que construyeron esta página de la elección 2018.


Anaya asegura que le ganarán la elección al pacto del ‘PRImor’