Presidencial
amlo1200_notas3070218.jpg
Apuesta AMLO a enojo con reforma para atraer a maestros
Mié 07 Febrero 2018 18:50

Hay señales claras de que Andrés Manuel López Obrador ya tendió “puentes” y negoció con una parte del magisterio nacional para recibir apoyo de aquí al 1 de julio, día de la elección. La moneda de cambio, y principal oferta del tabasqueño, es retirar la reforma educativa. Un arreglo redondo al menos a mediano plazo de aquí a la elección.

Columnistas y analistas refieren en sus publicaciones que el profesor Rafael Ochoa Guzmán, ex secretario general del SNTE, es ni más ni menos quien se encarga de instrumentar las redes de apoyo de maestros de todo el país que colaboran en la campaña de Morena.

Su “oferta” la ha tejido el tabasqueño de manera por demás consistente y puntual. Aseguró que cuenta con el apoyo del magisterio del país porque ha ofrecido cancelar la reforma educativa, pero no porque a cambio vaya a otorgar un cargo a René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo, quien ya se sumó a su causa.


Como reportaron en su momento medios como Milenio y Proceso, López Obrador dijo que el apoyo del magisterio del país proviene de diferentes organizaciones. “Me están apoyando de la CNTE y del SNTE, de los movimientos magisteriales independientes, porque vamos a cancelar la mal llamada reforma educativa, y eso une a todos los maestros que han sido muy golpeados, ninguneados por este gobierno, entonces los maestros están con nosotros”, expresó.

En ese mismo sentido anunció que convocará al movimiento magisterial de todo el país, a padres de familia y especialistas a un congreso para elaborar “su propio proyecto de reforma educativa”.

Todo lo anterior con miras a que López Obrador tenga una red de apoyo, movilización y vigilancia del voto como no la tuvo en 2006 ni en 2012. Ese punto es clave en la negociación con el magisterio molesto con la reforma: cobertura en 100% de las casillas electorales a través de estructuras a nivel nacional del magisterio preparadas y capacitadas el 1 de julio.


Columnistas como Salvador García Soto van más allá e incluso señalan que se otorgarían desde ya posiciones electorales a los maestros que más trabajen; y que el SNTE sería “devuelto” a “los verdadero docentes” cualquier cosa que eso signifique. Sin duda la mejor manera de conjuntar y digerir la molestia de una parte del magisterio que prefiere recuperar privilegios antes que modernizarse. Una parte de la narrativa de esta elección  2018 que aún está por construirse.

AMLO responde a Nuño: cancelará Reforma Educativa en 2018