Presidencial
PAN_EXPULSION1200_notas18150618.jpg
FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM ‘Calderonistas’ con un pie afuera del PAN por choque con Anaya
Vie 15 Junio 2018 19:43

La crisis interna del Partido Acción Nacional quedó al descubierto con la petición de expulsión de destacados militantes. Más allá de que existan pruebas concretas de que con sus acciones y dichos hayan violado los estatutos partidistas, es claro que Ricardo Anaya está enfrentado con un grupo de “calderonistas” que por diversas formas han expresado su rechazo al proyecto político del aspirante presidencial.

El proceso luce de inicio bajo sombras de dudas. El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN solicitó entrada la noche del jueves 14 de junio a la Comisión de Orden y Justicia expulsar al presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo; a los senadores Jorge Luis Lavalle Maury, Roberto Gil Zuarth, Salvador Vega y Javier Lozano, así como a la oaxaqueña Eufrosina Cruz.


¿Cuáles han sido sus pecados como para ser enviados al purgatorio del proceso de expulsión partidista? La gran mayoría por haber criticado desde hace meses la forma en que Anaya manejaba al órgano político, no estar de acuerdo con el proceso de la designación de la candidatura presidencial o de plano sumarse a otra aspiración.

Todos ellos, en mayor o menor medida, tienen el nexo de haber formado parte del gobierno de Felipe Calderón y respaldarlo políticamente para ser considerados como “calderonistas”. Pero cómo estará el desgaste y el abandono en el partido que uno a uno han ido expresando su apoyo público a otra causa, ya sea la de Margarita Zavala, candidata independiente, o la de José Antonio Meade, aspirante priista.


La ruta interna a seguir

- Artículo 128 de los Estatutos Generales del PAN:

Inciso d), se establece que la suspensión de derechos “será acordada por indisciplina, inobservancia a los estatutos y reglamentos, abandono continuo o lenidad en el cumplimiento de las obligaciones cívico-políticas, o las de militante del partido, así como en el caso de que incurran en difamación o calumnias en contra de militantes o candidatos del partido. La suspensión de derechos implica la separación de las actividades del partido”.

Inciso f) se indica que “la expulsión podrá solicitarse cuando las causas señaladas en los dos incisos anteriores sean graves o reiteradas, así como por ataques de hecho o de palabra a los Principios de Doctrina y programas del partido fuera de sus reuniones oficiales, por la comisión de actos delictuosos o por colaborar o afiliarse a otro partido político”.

- El artículo 129 garantiza el debido proceso: “Para la imposición de las sanciones a que hace referencia este artículo y demás controversias en el ámbito intrapartidista, deberá respetarse el debido proceso legal, incluidos los derechos de audiencia y defensa”.


El panorama para los “indiciados” es complicado si revisamos que los procedimientos se desahogarán en la Comisión de Orden y Disciplina; su presidente es el sinaloense Carlos Castaños Valenzuela, un defensor de la “honestidad” de Ricardo Anaya y quien está encargado de la parte logística de la campaña en los estados del Pacífico.

Desde ahora podemos plantear como escenarios posibles “un choque de trenes” o la ruptura que significará la eventual expulsión. No se ve en el horizonte cercano un punto de encuentro o de reconciliación: un carril paralelo a lo que será la inevitable refundación de Acción Nacional, suceda lo que suceda luego del 1 de julio.

Puertas están abiertas para todos los calderonistas: Anaya