Presidencial
debate1200_notas12060418.jpg
Corrupción y seguridad, reto para presidenciables en 1er debate
Vie 06 Abril 2018 14:06

Gráfico primer debate CORREGIDO EL BUENO ESTE SI

Los candidatos presidenciales se encaminan al primer debate oficial, que servirá como termómetro electoral de las campañas. Los moderadores y el formato del debate ya fueron aprobados por el Instituto Nacional Electoral (INE).  El tema principal que abordarán los presidenciables será política y gobierno, dividido en subtemas como combate a corrupción e impunidad; seguridad pública y violencia; democracia, pluralismo y derecho de grupos en situación vulnerable. Pero, ¿cuál tema favorece a qué candidato?, ¿a quién le conviene el nuevo formato para debatir y a quién no?

El primer debate será el próximo 22 de abril, a las 20:00 horas en el Palacio de Minería, en Ciudad de México. Los periodistas Azucena Uresti, de Milenio; Denise Maerker, de Televisa; y Sergio Sarmiento, pluma de Político.mx y analista de TV Azteca, se encargarán de moderar la discusión.

Los moderadores podrán interactuar con los candidatos para requerir respuestas directas, preguntar de manera improvisada y solicitar explicaciones de algún punto en particular. Ante esto, el reto para Andrés Manuel López Obrador consistirá en salir bien librado y no perder el control, porque podría perder puntos. Ricardo Anaya tiene que evadir los ataques por las dudas sobre su patrimonio y José Antonio Meade por la presunta corrupción de algunos exgobernadores priistas. El desafío para Zavala será emitir un mensaje que atrape a los panistas que no están convencidos de la candidatura de Anaya. Finalmente, Jaime Rodríguez Calderón, "el Bronco", deberá esquivar los ataques por su inclusión de último momento en la boleta electoral y las dudas que hay sobre las firmas que recolectó. 


Política y gobierno

Es la oportunidad para que los candidatos aclaren cuáles son sus propuestas, cómo piensan realizarlas y de dónde obtendrían los recursos. López Obrador plantea un cambio de régimen, pero no ha explicado en qué consistiría. Anaya destacará su proyecto para integrar un gobierno de coalición. Zavala también apuesta por un gobierno de coalición y Meade defenderá la continuidad de las reformas del presidente Enrique Peña Nieto.  


Corrupción e impunidad

Este tema será particularmente incómodo para dos candidatos: el panista Ricardo Anaya y el abanderado del PRI, José Antonio Meade. Mientras que dará la oportunidad al morenista Andrés Manuel López Obrador de hacer énfasis y posicionar su oferta política de acabar con la corrupción.

Los señalamientos por presunto lavado de dinero y las sospechas sobre la forma en que Anaya amasó su fortuna, convierten al panista en el posible blanco de los ataques de Meade y la independiente Margarita Zavala. El exsecretario de Hacienda intentará restarle fuerza a la imagen de Anaya, porque se ubica en el segundo lugar de las encuestas, y él en tercero. Por su parte, la ex primera dama buscará enviar un mensaje a sus excorreligionarios del PAN para que voten por ella y no por Anaya.  

El golpeteo político también irá para Meade, pese a que presumió su reciente declaración patrimonial, de intereses y fiscal, 3de3, a la que él denominó 7de7, y en la que aseguró que está libre de “escándalos y manchas”. Sin embargo, las críticas a Meade serán por el polémico historial el partido que lo postuló a la Presidencia, el PRI.

Los priistas cargan con los casos de exgobernadores que salieron de sus filas y que presuntamente saquearon sus estados. Ahí están Javier Duarte, de Veracruz; Roberto Borge, de Quintana Roo; y Tomás Yarrington, de Tamaulipas.

duarte_notas3300817.jpg


En este punto, López Obrador puede aparentar ser el de mayor credibilidad, porque no ha gobernado bajo la bandera de Morena, aunque sí lo hizo como jefe de Gobierno del Distrito Federal con el PRD


En el caso del Bronco, los ataques hacia él serán por las supuestas irregularidades que el INE detectó en las firmas ciudadanas que entregó. Los consejeros del INE lo acusaron de usar documentos falsos e incluir datos de personas que fallecieron para respaldar su candidatura como independiente, por lo que frenaron su participación en la contienda. Sin embargo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó la decisión del INE y le ordenó abrir un espacio en la boleta para Jaime Rodríguez Calderón.  

Seguridad pública y violencia

Anaya, Meade y Zavala tendrán oportunidad de criticar las propuestas en materia de seguridad que hizo el tabasqueño, quien va de puntero en las encuestas. El plan de López Obrador de conceder amnistía a los líderes criminales abrirán la puerta para que lo acusen de pretender pactar con el narcotráfico.

Del asunto de la amnistía se agarrarán Anaya, Meade y Zavala para intentar llevar al límite a Andrés Manuel, que pierda el control y que suelte alguna declaración radical, como acostumbra a hacer cuando pierde la paciencia o se enoja. Esto, porque hay entrevistas en las que López Obrador ha mostrado su lado más intolerante ante preguntas incómodas.

Meade y Anaya son más mesurados en sus declaraciones, cuando el debate no los favorece, pero López Obrador pierde la calma más fácilmente. Al morenista le conviene seguir en la línea que ha mantenido, evadiendo a sus rivales con sus ya clásicas frases de “la mafia del poder”.  

Pero en el rubro de la seguridad y la violencia, Anaya y Meade también serán cuestionados porque la guerra contra el narcotráfico inició en la administración del panista Felipe Calderón, continuó en el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, y solo aumentó los índices de violencia. Anaya tiene el recurso de culpar a su rival político y correligionario Felipe Calderón para desviar los ataques hacia su esposa, Margarita Zavala.


Democracia, pluralismo y derecho de grupos vulnerables

Es el tema que permitirá a Andrés Manuel López Obrador, presumir sus propuestas sobre un cambio de régimen, inclusión y desarrollo. Meade y Zavala llevarán como bandera el combate a la violencia de género.


¿Cómo participarán los ciudadanos?

Para este primer debate se tiene contemplado que previamente se haga una encuesta o sondeo, los resultados serán entregados a los moderadores para que les sirvan de guía a la hora de formular sus preguntas. En el segundo debate, que se llevará a cabo en Tijuana, Baja California, se perfila la presencia de público; y en el tercero, en Mérida, la participación de los ciudadanos será a través de las redes sociales.

Cabe recordar que el primer debate estaba diseñado con cuatro bloques, pero el regreso del Bronco a la contienda obligó al INE a hacer ajustes y se tuvo que recortar el último bloque, esto para distribuir el tiempo equitativamente entre los cinco candidatos

INE avaló a moderadores y formato flexible del primer debate